Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Perú Sabor: un viaje gastronómico en un solo local

Ceviche, tamal, anticucho, causa limeña o chicharrones de pescado se ofrecen aquí.

Christian Thorne, con un plato de ceviche.
Christian Thorne, con un plato de ceviche.
A. T

En la discreta calle del Trabajo, el restaurante Perú Sabor lleva cinco años abierto. Es más grande de lo que aparenta desde el exterior, ya que tiene dos zonas de comedor para 70 personas. Ingredientes, sabores y técnicas de cocina de diferentes países –hay muchas influencias de Japón, China, Italia y España– se dan cita en este local alrededor de recetas y productos peruanos, o al revés. Y luego, claro, está la creatividad, que ha hecho tan popular la cocina fusión.

En Perú la restauración está muy ‘sectorizada’. Hay cevicherías, restaurantes criollos y locales donde se comen tamales, anticuchos o picarones, además de pollerías. Pero encontrar un único establecimiento que ofrezca todas estas elaboraciones, prácticamente es imposible. Pues bien, Perú Sabor es lo que propone: conocer una docena de platos tradicionales de este país latinoamericano, la esencia de su gastronomía.

La tarea no es sencilla, pero Christian Thorne ha adaptado su cocina para conseguirlo. Por ejemplo, incorporando un horno de carbón vegetal para hacer pollos a la brasa que se marinan con varias especias. Se puede pedir desde un cuarto a un pollo entero.

Pero, sin duda, el producto estrella es el ceviche. Se recomienda degustarlo de corvina, ya que es el que ofrece unas sensaciones más agradables tras el marinado. La carne de perca es un poco más fibrosa y en el plato aparece con pulpo y langostinos. El de corvina también tiene su versión mixta con marisco.

Maíz, pollo y atún

Otros entrantes típicos de Perú son el tamal (pastel de maíz relleno de carne y cocido al vapor durante tres horas) o la causa limeña de pollo o atún. Y la versión de nuestras populares patatas bravas bien podrían ser las papas a la huancaína, que se presentan con crema de queso y ají amarillo.

Los anticuchos son los que más prejuicios pueden despertar, ya que se trata de brochetas de corazón de ternera. La carne está muy limpia y al ir marinada con varias especias resulta agradable al paladar. Se acompaña con patatas y salsa de rocoto.

Entre los platos principales, además del pollo a la brasa, uno de los más contundentes es el lomo salteado. Los trozos de entrecot de ternera se flambean en un wok para que queden sellados, crujientes por fuera y jugosos por dentro. Se hacen con cebolla, tomate y ají amarillo, y llevan una guarnición de patatas fritas y arroz.

Un proceso de elaboración parecido es el de los tallarines salteados o los espaguetis negros con marisco. Y un plato muy representativo de la cocina peruana son los chicharrones de pescado, trozos de mero especiados empanados en una harina especial; una fritura nada grasienta, crujiente por fuera y tierna en su interior.

Los lamineros están de enhorabuena en este restaurante, ya que los postres son bastante dulzones; especialmente, las tartas de chocolate y tres leches. También se ofrece pie de limón y helado de lúcuma, además de crema volteada, consistente y cremosa, a medio camino entre un flan y una tarta de queso.

Pero no se agotan aquí las dulces propuestas de Perú Sabor. Para disfrutar de los picarones (rosquillas fritas con harina de trigo, puré de boniato, calabaza y anís acompañadas de miel de frutas) hay que acercarse los domingos –uno cada dos semanas– por la tarde. En las redes sociales del restaurante se anuncia con tiempo y casi siempre se llena.

Perú Sabor

Calle del Trabajo, 9. Zaragoza. Teléfono: 876 034 028. Horario: jueves a sábado, de 13.00 a 16.00 y de 20.00 a 23.00. Domingo de 13.00 a 16.00. Descanso: domingo noche, lunes, martes y miércoles, cerrado.Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios