Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Restaurante Callizo, emoción a través de la gastronomía en Aínsa

Con más de 20 años de trayectoria profesional, Josetxo Souto y Ramón Aso ofrecen una propuesta que une comida y sensaciones.

Josetxo Soto y Ramón Aso, propietarios del restaurante Callizo, de Aínsa, reciben su premio de manos de José Luis Soro, consejero de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón.
Josetxo Soto y Ramón Aso, propietarios del restaurante Callizo, de Aínsa, reciben su premio de manos de José Luis Soro, consejero de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón.
Aránzazu Navarro

Ser un referente de la cocina tecno-emocional de montaña que consiste en "dar emoción a través de la gastronomía", como explica Josetxo Souto, propietario del restaurante Callizo junto a Ramón Aso. Este establecimiento gastronómico, situado en Aínsa, ha sido galardonado por tener una oferta que sorprende cada vez más a los comensales. Desde que reabrieron en octubre de 2017, ofrecen una propuesta innovadora. "Buscamos que no todo pase en la mesa", explica Souto.

El equipo del restaurante Callizo se muestra ilusionado con el galardón. "Supone una ilusión tremenda", reconoce Josetxo Souto en su nombre. "Es la demostración de que la reforma que hicimos está dando sus frutos", sentencia. El 2018 ha sido un año fructífero. "El premio de mejor restaurante de Aragón nos hizo mucha ilusión y nos acabamos de enterar de que hemos quedado octavos en la categoría de alta cocina de Trip Advisor", señala.

Todas las personas que se acerquen a Aínsa pueden vivir la experiencia Callizo. Los comensales pueden comenzar la comida en la bodega para pasar a la cocina y terminar un día inolvidable frente a unos ventanales abiertos hacia el valle del Cinca.

Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios