Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

¿Por qué no es buena idea guardar la leche en la puerta de la nevera?

Una vez estrenado un 'brick' lo habitual es colocarlo en esta parte del frigorífico, para que este accesible y colocado de manera vertical.

La puerta es la parte menos fría de la nevera.
La puerta es la parte menos fría de la nevera.
Pexels

Beber leche a diario tiene grandes beneficios para la salud, por eso, la mayoría de la gente, cuando se dispone a organizar la compra del mes, coloca los cartones de leche en la puerta de la nevera para que estén listos para su consumo. Y no es de extrañar, pues este hueco parece estar diseñado para los 'bricks', ya que permite que estén en posición vertical, de fácil acceso y que, además, no se viertan cuando se abra de manera brusca la nevera. Sin embargo, estos estantes del frigorífico son el último lugar en el que se debería colocar ningún lácteo.

Si uno se para a pensar, se dará cuenta de que la puerta es uno de los lugares menos fríos de la nevera y, también, el más sometido a cambios bruscos de temperatura, por el constante abrir y cerrar de este electrodoméstico a lo largo del día. Por eso, alimentos tan delicados como los lácteos pueden echarse a perder y acabar causando una intoxicación alimentaria a cualquiera de los integrantes de la familia. La comodidad no debe ser la regla que impere a la hora de ordenar la nevera, pues hay lugares mucho más adecuados para la correcta conservación de la leche, la nata líquida o los yogures naturales para preparar un bizcocho de los niños.

Así, el lugar ideal para guardar todos los lácteos en la nevera, y evitar cualquier peligro, es el estante medio de la nevera, ya que, además de ser uno de los más frescos, permite dejar libre el último, el de justo encima de los cajones para las hortalizas y la fruta, o para productos crudos, como la carne y el pescado, que necesitan aún más refrigeración que los lácteos. Además, no solo se conseguirá una mejor refrigeración de todo lo que se encuentre en la nevera, también se mejorará la higiene y la contaminación cruzada de los alimentos.

Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios