Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Llegó la inspiración: Ambiciosas, nacidas para sorprender

Llegó la inspiración: Ambiciosas, nacidas para sorprender

La colección más personal de Ambar cuenta ya con nueve creaciones cerveceras que son, además, de edición limitada. Desde que en 2016 comenzaran a lanzar estos ejemplares temporales, no han perdido  las ganas de sorprender ni de descubrir nuevos caminos gastronómicos.

Las Ambiciosas de Ambar
Las Ambiciosas de Ambar
Beatriz Pitarch

Con el único objetivo de sorprender sorbo a sorbo a través de la imaginación y la osadía en los procesos, Ambar cuenta con una colección muy personal en la que comparten protagonismo nueve referencias de edición limitada. Solo tres de estas cervezas –Ambar 10, Monte Perdido y Mari Castaña– pueden degustarse a día de hoy, invitando al comensal descubrir nuevos caminos gastronómicos y demostrar que esta colección, obra del maestro cervecero Antonio J. Fumanal, es versátil en la copa y en los fogones.

Ambar 10 fue la primera de esta serie inédita, con diez grados de alcohol y diez tipos de lúpulo, una cerveza corpulenta y arrebatadora en nariz que ha sido reeditada este año por petición popular. Una primera pieza que pronto compartió escaparate con Ambar Picante, con su característico sabor a jengibre, cardamomo y bergamota, que hacía las maravillas de las comidas veraniegas de platos ligeros y frescos, como ensaladas, mariscos a la plancha o encurtidos. Como no hay dos sin tres, se lanzó Ambar Centeno, elaborada con un cereal rústico casi abandonado en la cervecería moderna, que destacaba por el sabor tostado de su mezcla de maltas, ideal para acompañar platos de ‘toma pan y moja’. Ganó la medalla de oro en el World Beer Challenge 2017.

Después llegó Ambar Roja, nacida de la unión de dos cervezas y con el dulzor perfecto para acompañar con quesos y otros postres sabrosos. También se creó Ambar Avena, que combinaba con maestría tres tipos de malta, uno de avena y dos de cebada para destacar los matices de elaboraciones de sabores terrosos, como las carnes rojas o las setas de temporada.

Las ganas incansables de sorprender han llevado a Ambar a crear este 2018 la cerveza Super Super Ale, con notas de vainilla, plátano y melocotón, que ocupa un lugar de excepción entre brasas y ahumados. Por su parte, Caerá esta Breva tiene el punto justo del dulzor del higo y el aroma de la floresta para disfrutar un picnic en el campo en el que no falten ensaladilla, una tabla de quesos y frutos secos tostados. Monte Perdido y Mari Castaña no se han hecho esperar y han cerrado, por el momento, una colección digna de degustar sobre la mesa y en compañía.

Monte Perdido: Una cerveza para brindar por el centenario de OrdesaEsta Ambiciosa sabe y huele como el Parque Nacional de Ordesa. Dos expediciones para tomar muestras de 8 hábitats diferentes en este espacio natural han tenido como resultado una cerveza fermentada con un lactobacilo salvaje, lactococo lactis, que es capaz de aportar algunas de las características de este paraje a esta cerveza que lleva con honor su nombre.

De color pálido, intensa en aromas frescos y verdes que recuerdan a los pastos y las resinas y con un punto de acidez en boca que rompe con los cánones cerveceros más habituales, el proceso de elaboración de esta cerveza única en su especie se inspira en técnicas tan antiguas como el macizo montañoso y busca reconectar sorbo a sorbo al hombre con la naturaleza, mientras se acompaña de una guiso de trucha salvaje o un rosbif.

Ambar 10: Diez lúpulos y diez grados para la primogénitaUna cerveza rompedora, fuerte y voluptuosa, cuya complejidad de aromas armoniza la elevada graduación alcohólica y la hace muy equilibrada al paladar. Así era la primera de todas las Ambiciosas, Ambar 10, que ha sido reeditada este año 2018 por petición popular.

En un sorbo ya se se percibe el frescor dulce, con notas cítricas, y el universo herbal proveniente de los diez lúpulos, demostrando así que este no es sinónimo de amargor, sino que es capaz de aportar un amplio registro de matices elegantes. Su color anaranjado y un leve recuerdo a la madera en el aroma trasladan también al mundo licoroso. Además, su potencia alcohólica invita a acompañarla de platos contundentes y sabrosos, como las carnes de caza y otros platos que contrasten con su sabor y aroma.

Ambar Mari Castaña: Evocadores recuerdos a los aromas de otoñoSi hay una tradición que fácilmente asociamos a la llegada del otoño es la de puesto de castañas, que parece resistir al paso del tiempo inundando con su aroma plazas y avenidas. De este concepto surge Mari Castaña, una cerveza elaborada con harina de castaña, oscura en color debido al tueste de la malta y pensada para disfrutarla a una temperatura un poco más alta de lo habitual. Su contrapunto dulzón y sedoso la convierten en una bebida ideada para tomar sin prisas, junto al fuego de leña y saboreando la tranquilidad.

Platos tradicionales de cuchara y carnes al horno combinan a la perfección con Ambar Mari Castaña. O, como aconseja el maestro cervecero, Antonio Fumanal, "con una carbonara con su toque subido de pimienta y panceta".

- Ir al especial 'Tenedores Cerveceros de Ambar'.

Etiquetas