Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza

Recorrido por los cocidos mejor valorados de Zaragoza para combatir el frío

No pocos restaurantes de la capital aragonesa han empezado ya con la temporada de esta receta. Algunos triunfan especialmente entre los clientes que valoran los locales en internet.

Uno de los 'vuelcos' del cocido que sirven en el restaurante Parrilla Albarracín, en Zaragoza.Eduardo Bueso

El invierno está a la vuelta de la esquina. Los días acortan y, aunque los abrigos, cazadoras, chaquetones y parkas todavía no se han despojado del aroma a naftalina tras tantos meses en el armario, lo cierto es que ya empiezan a irse las ganas de estar en la calle y tomar algo en una terraza. Es el momento de aparcar las ensaladas y las cremas frías para entregarse a los reparadores platos de cuchara. Y en ese escenario emerge un líder indiscutible: el cocido.

Los potajes proceden de distintas dinastías, cada una con su sello. El cocido madrileño (el más conocido y ofertado en los bares y restaurantes españoles), el maragato (en el que los vuelcos se acometen en un orden inverso al habitual) y el montañés (con una lista de ingredientes que difiere de los castellanos) son los primeros que vienen a la mente. Pero hay más: está el cocido aragonés (en el que se emplean garbanzo y alubia blanca y, a veces, borraja), el andaluz (con calabaza y una suave crema de verduras), el de Lalín o la 'escudella i carn d'olla' catalana, que destaca por la gran albóndiga que se guisa en el fondo de la olla.

En Zaragoza no pocos locales ofrecen este reconstituyente elaborado a fuego lento. El mejor valorado según el portal 'Tripadvisor' se puede degustar en el barrio de La Almozara, en el restaurante La Rasa (Padre Consolación, 1). Desde sus fogones, Jesús López achaca la fama de su preparación -este jueves despacharon hasta 60 raciones- en que ésta se ajusta a los cánones tradicionales: "Es un cocido tradicional, no se puede definir de otra manera. Los miércoles ponemos los ingredientes en perolas con capacidad para 30 platos y empezamos a prepararlo. El jueves le damos entre tres horas y media y cuatro de fuego lento, dejamos que haga ‘chup-chup’, como suele decirse. El resultado, la verdad, tiene muchísimo éxito". En La Rasa llevan ya dos semanas inmersos en la temporada del cocido, que sólo se puede comer bajo reserva. Cuesta 13 euros e incluye vino y postre.

Otro de los cocidos mejor ponderados por los comensales de la capital aragonesa es el del restaurante El Candelas (Maestro Mingote, 3), en Las Fuentes. El establecimiento lo ofrece, desde esta misma semana, todos los martes y viernes en un menú de 19,50 euros en el que se incluyen el postre casero y tres vinos entre los que elegir. "Nuestro cocido es tradicional, pero se caracteriza por ser poco graso, por lo que invita a repetir. La digestión no resulta nada pesada", destaca Ana Abadías, propietaria, quien presume también del éxito de los garbanzos y de la morcilla aragonesa que integran el plato.

Lejos del casco urbano, en la plaza de España de Garrapinillos, se puede atacar el que quizá tenga una mejor relación calidad/precio. El restaurante España llenó por dos turnos su comedor este jueves, jornada en que el cocido protagoniza el menú del día. "Es un cocido clásico siguiendo la receta tradicional, sin añadidos extraños", explica el dueño, Miguel. "No le falta tocino, ternera, pollo, chorizo, jamón, morcilla...". Todo lo anterior, junto a la bebida, el postre y el café, cuesta apenas 9,50 euros.

Una propuesta distinta es la de El Sardi (Eduardo Dato, 23), una taberna de carta y producto cántabros y que, como no podía ser menos, pone a disposición de la clientela una versión montañesa del plato que nos ocupa. A diario sirven un puchero que contiene alubia blanca de riñón, panceta, morcilla de arroz, chorizo, berza, patata, zanahoria, cebolla y pimentón. Y sal y agua, claro. El precio por dos raciones es de 12 euros.

Cocido montañés de El Sardi

Cocido montañés de El Sardi

El Blasón del Tubo (Blasón aragonés, s/n) es uno de los restaurantes que triunfaron en la pasada edición de la ruta del cocido de Zaragoza (y en la citada web). Lunes y miércoles son los días en los que se sirve una receta que, en su caso, tiene una singularidad: la patata se incluye en forma de puré junto a los garbanzos y la carne.

Plato de cocido en el Blasón del Tubo

Plato de cocido de El Blasón del Tubo

Otros dos establecimientos céntricos gozan de una buena opinión popular cuando el frío aprieta y el estómago reclama platos contundentes: la Parrilla Albarracín (plaza del Carmen, 1-2), por encargo; Bodegón Azoque (Casa Jiménez, 6), que lo ofrece los viernes; y el Café Meccano (Heroísmo, 13), donde se puede degustar los miércoles.

En el barrio de San José bien merece una visita Casa Próspero (María Moliner, 26), donde se prepara un cocido castellano sencillo pero más que recomendable. En la zona Romareda-Universidad destacan La Rinconada de Lorenzo (Lasalle, 3), el restaurante Wenceslao (Mariano Supervía, 33) y la Cafetería-Restaurante Rincón (Violante de Hugría, 10).

Cocido de La Rinconada de Lorenzo con el vino Matarile, de Bodegas Carlos Valero.

Cocido de La Rinconada de Lorenzo

En el extenso barrio de Las Delicias resulta complicado recomendar uno o dos por encima del resto, pero los usuarios de las plataformas digitales coinciden en destacar el Asador Lucas () y el Torre Barril (María Guerrero, 42). La margen izquierda, por su parte, da cobijo a dos opciones con una buena acogida de sus vecindarios: el bar-restaurante Sobrarbe 63, en el Arrabal, y Las Tres Cepas (Avenida de Cataluña, 108), en La Jota.

Y si la selección te sabe a poco, puedes repasar el listado de bares y restaurantes que participaron en la última ruta del cocido de la capital aragonesa.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo