Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Gastronomía

Una televisión para comerla

¿Le gusta cocinar? Haga ‘zapping’. La televisión ha tomado nota del apetito insaciable de la audiencia por todo lo que huele a cocina.

Actualizada 10/09/2018 a las 12:45
Karlos Arguiñano es el cocinero más famoso de la televisión en España. Estos días celebra sus 70 años y se estrena en 'El Hormiguero'.José Mari López / Colpisa

La obsesión del primer mundo por la gastronomía no tiene visos de pasar de moda. Las televisiones lo saben y se afanan por seducir a los chefs más reconocidos, comprobados ganchos para la audiencia. Ahora hay programas de cocina como en los 80 y 90 había de música. Y los espectadores parecen estar lejos de saciarse. Mucho ha llovido desde que Elena Santonja se asomó a las pantallas de TVE con un programa en el que rostros conocidos cocinaban entre charleta y charleta. ‘Con las manos en la masa’ fue pionero y a la vez visionario. En 2018, a los famosos se les llama ‘celebrities’ y la conversación se ha sustituido por los trepidantes ritmos del ‘reality show’.

‘Masterchef’, en TVE; ‘Top chef’ y ‘Pesadilla en la cocina’ (en Atresmedia) o ‘Ven a cenar conmigo’, de Cuatro, son, cada uno en su estilo, la televisión gastronómica del siglo XXI, esa que apela más a las emociones que al paladar. Aun así, los formatos clásicos se mantienen: casi todas las cadenas tienen su cocinero de cabecera. A la par, el renovado interés por las cosas del comer da lugar a interesantes documentales y series temáticas de factura impecable.

Netflix, por supuesto, ya ha olido la tostada. En su menú degustación destaca la programación gastronómica nada convencional, con ‘delicatessen’, buena parte de ellas de producción propia.

Es el caso de ‘Chef’s Table’. El 28 de septiembre se estrena la quinta temporada de esta serie documental de David Gelb –autor del no menos aplaudido documental ‘Jiro Dreams of Sushi’ (2011)– compuesta por capítulos monográficos que acercan a la filosofía culinaria y la personalidad de algunos de los mejores cocineros del mundo. Escaparate para Massimo Bottura, Dan Barber, Magnus Nilsson, Alex Atala..., en España se le ha reprochado su ninguneo a los chefs patrios, ya que solo a Jordi Roca, repostero del triestrellado El Celler de Can Roca se le ha dedicado un episodio en la cuarta temporada.

El cocinero español Jordi Roca durante su aparición en el programa Chefs Table.

Homenaje a Bourdain

También tiene como protagonistas a famosos chefs internacionales ‘The mind of a chef’, en cuyo proceso creativo indaga el recientemente fallecido Anthony Bourdain. Cinco temporadas que pueden convertirse en un homenaje póstumo a quien llevó las cocinas del mundo y a sus autores a los hogares a través de las pantallas.

Con una temporada de ocho episodios, ‘Ugly delicius’ se ha convertido en una de las ‘docuseries’ favoritas de Netflix, ya que aborda otra vertiente de la comida: su capacidad para romper barreras culturales, de la mano del exitoso cocinero y empresario David Chang.

‘The Hairy Baker’s Asian Adventure’, de seis episodios de una hora, acerca al espectador a la impresionante cocina asiática, mientras que Phill Rosenthal extiende sus destinos para mostrarnos en dos temporadas –primer y segundo plato– de seis episodios cada una qué no debemos perdernos al viajar a ciudades como Lisboa o Bangkok en ‘Comida para Phill’.

Un paso más allá van ‘Podredumbre’, que en los seis episodios de su única temporada ahonda en la industria alimentaria para descubrir sus verdades menos apetecibles, y ‘Cooked’, con la que el escritor culinario Michael Pollan muestra cómo la cocina modela nuestro mundo y es reflejo de cada sociedad.

Desmitificando

De sus mismos creadores, llega el 19 de octubre ‘Salt, Fat, Acid, Heat’, basada en el ‘best seller’ homónimo de Samin Nosrat, autora que en cuatro episodios recorre las cocinas de Italia, las islas del sur de Japón, la península de Yucatán y el restaurante Chez Panisse (EE. UU.), donde comenzó su carrera culinaria, para desmitificar y explorar los principios necesarios para conseguir que la comida sea sabrosa.

Para quienes prefieran la ficción gastronómica ‘El gourmet samurái’ es una buena propuesta. ¿Mirar obras como un jubilado más? No. Takeshi Kasumi estrena su libertad laboral entregándose al placer de comer, en principio en solitario, aunque le acompañará su alter ego, un samurái (su guerrero interior) que disfruta tanto como él de cada bocado y sorbo pero es mucho más descarado y extrovertido.

En la carta de documentales hay variedad para todos los gustos: ‘Jiro Dreams of Sushi’ retrata al reconocido ‘sushiman’ tokiota Jiro Ono, y ‘E il cibo va, el viaje de la comida italiana’ analiza cómo América ha adoptado y adaptado la cocina italiana gracias a sus migrantes.

Además de Netflix, pueden encontrarse programas ‘gourmet’ en el único canal temático sobre gastronomía en España: Canal Cocina, que forma parte de Movistar.

Pero las cadenas generalistas también buscan sentarse a la mesa. Y lo hacen con todo tipo de recetas catódicas, desde las más tradicionales a otras que podrían aproximarse a la comida basura o, siendo más benévolos, al placer culpable. En este apartado ocupa un papel destacado la amplia panoplia de ‘reality shows’, con una capacidad de adaptación que no ha dejado escapar el gancho de la cocina. Es el caso de ‘Ven a cenar conmigo’, donde lo que aparece en el plato es solo una mera excusa para que una galería de personajes hagan de las suyas. La semana pasada Cuatro volvió a ofrecer una ración de su versión con famosos, a la que, muy aspiracionalmente, la cadena añade la etiqueta de ‘Gourmet edition’.

Muchos más centrado en los fogones están otros concursos de telerrealidad. Los hay que tienen a cocineros profesionales en el centro. El primero de este tipo en llegar a España fue ‘Top chef’, en Antena 3, con Alberto Chicote a la cabeza. El programa lleva tres ediciones, aprovechando el tirón del cocinero madrileño, que también presenta en La Sexta ‘Pesadilla en la cocina’, siempre en busca de las miserias de la hostelería patria. Seis años después del estreno del exitoso programa Chicote estrena ahora un nuevo programa, ‘¿Te lo vas a comer?’. Se trata de una serie de reportajes que investigarán las cocinas de sitios cotidianos a los que, sin embargo, no se puede acceder normalmente. Es el caso de hospitales, residencias o fiestas.

El chef Alberto Chicote es habitual de los programas culinarios de telerrealidad.

El chef Alberto Chicote es habitual de los programas culinarios de telerrealidad.

Netflix también se sube al carro de la telerrealidad. Lo hace con ‘The Final Table’, una especie de ‘Top Chef’ mundial en el que reconocidos cocineros competirán por un hueco en la mesa final con los mejores del mundo, entre los que están el español Andoni Luis Aduriz, el mexicano Enrique Olvera y la brasileña Helena Rizzo. Doce equipos liderados por dos cocineros elaborarán en cada entrega platos típicos de sus países.

Y eso que en el apartado cocinero en liza, la profesionalidad parece jugar en contra. Al menos en términos de audiencia. Donde esté un cocinero aficionado sufriendo para deshuesar un pollo, que se quite un estrella Michelin. En España la prueba es ‘Masterchef’, la gallina de los huevos de oro de los concursos culinarios y de TVE (con permiso de ‘O.T.’). El estreno de su versión con famosos está ya a la vuelta de la esquina. Y acaban de terminar las pruebas de selección para el protagonizado por niños, que suele emitirse en Navidades. En este género, las demás cadenas van claramente a la zaga del canal público, aunque intentan emular el éxito. No lo ha conseguido Telecinco. ‘Mi madre cocinamejor que la tuya’, presentado por el ubicuo Santi Millán, ha sido uno de los más estrepitosos fracasos televisivos de este verano. Para el otoño ya ha anunciado, sin fecha concreta de estreno, un concurso de pasteleros basado en el exitosísimo programa británico ‘The great british bake off’.

Mejor suerte corre en Nova el concurso presentado por el simpático David de Jorge. En ‘El sabor es ciego’, cuatro cocinillas compiten entre sí llevando a cabo una receta propuesta por el presentador. Los propios concursantes valoran a ciegas los platos preparados por ellos mismos y sus contrincantes.

Son estos canales más recientes de la TDT donde se pueden encontrar algunos platos solo aptos para los estómagos más resistentes. Es el caso de ‘Crónicas carnívoras’, donde su presentador se enfrenta al reto de comer cantidades ingentes de comida en un tiempo récord.

Netflix completa la oferta de ‘realities’ más o menos locos con ‘Great British Menu’, donde varios cocineros se enfrentan a grandes banquetes ; las familias en acción de ‘The Big Family Cooking Showdown’, las pifias reposteras en ‘Nailed it’ versus las obras maestras dulces de ‘Zumbo’s Just Desserts’ o ‘El menú del millón’, donde se la oportunidad a jóvenes cocineros de captar inversores para abrir su primer restaurante.

Arguiñano & co

En este recorrido no podemos olvidar a los reyes de este género: los cocineros y sus programas de recetas.

Ya hemos hablado de Elena Santonja, la primera. Y después hay que hablar de Arguiñano, que es único. E incombustible. Ya han pasado 27 años desde que el vasco se asomara a las casas de los españoles con ‘El menú de cada día’, en TVE. Su desparpajo, sus chistes malos y su fundamento a la hora de hacer recetas sencillas y ricas, ricas, le hicieron alcanzar una enorme popularidad que se mantiene hoy. El cocinero ya desde hace años con su propia productora, trabaja ahora para Atresmedia. Mantiene su programa diario de recetas en Antena 3 (cuyas nuevas entregas comienzan a emitirse el próximo lunes) y, esta temporada, además, colaborará con Pablo Motos en ‘El hormiguero’.

El resto de cadenas también tienen su cocinero de cabecera. En la cadena pública ahora están los hermanos Torres. En la nueva temporada de su programa, que comenzó el lunes pasado, los cocineros tiene nuevas incorporaciones: el meteorólogo David Arango, que dará a conocer las particularidades climáticas que favorecen el cultivo de productos españoles, y Javier Barquín, con sus  trucos de bricolaje.

Siguen los colaboradores habituales del programa, como Ana Vega, apasionada de la historia de la gastronomía; Iker Morán y sus tendencias gastronómicas y la nutricionista Virginia Gómez. El programa, además, contará con invitados conocidos.

A nivel local, vuelve el lunes, a las 13.30, en Aragón TV, ‘La pera limonera’ (que lleva ya 1.500 programas y tiene una media de audiencia del 20%), con Aitana Muñoz y el cocinero Daniel Yranzo, fieles a su estilo de recetas sanas y sencillas.

Ir al suplemento de gastronomía





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo