Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

La Vermutería: vinagrillos, vermús y mucho más

La Vermutería apuesta por las conservas de calidad para completar su propuesta culinaria.

La Vermutería es una de las más recientes incorporaciones del Tubo zaragozano.
La Vermutería es una de las más recientes incorporaciones del Tubo zaragozano.
Aránzazu Navarro

La Vermutería ha llenado un hueco más en el popular y remozado Tubo zaragozano. Claro que en esta zona hay establecimientos donde se pueden elegir unos cuantos vermús con sus vinagrillos, pero tan especializados como este, no demasiados.

Tomás Sánchez atesora la experiencia de El Vermuteo de la calle Mariano Royo, pero buscaba un escenario con más visibilidad y lo ha encontrado en la concurrida calle Mártires. Dispone de una oferta de más de 40 vermús. Prácticamente están todos los aragoneses y los más importantes de España, además de uno propio cuya fórmula guarda con celo el propietario del local.

La barra está bien surtida de vinagrillos y fritos, con la gilda como referencia imprescindible, además de atún, mejillones, boquerones y salmueras. Para el vermuteo hay motaditos clásicos como el guardia civil, coronado con una magnífica sardina en salazón, o la versión catalana, con escalibada y anchoa.

También se ofrecen tapas calientes con el queso como protagonista: Idiazábal ahumado o gouda de trufa negra. Precisamente, el queso se mima mucho en unas tablas en las que además de estas referencias suele haber un semicurado de cabra de Ronda, el Stilton inglés azul y alguno curado de la Sierra de Albarracín. Algo parecido sucede con los embutidos: fuet de Vic, chorizo picante de León, longaniza de Binéfar, patatera extremeña, sobrasada mallorquina...

En fin, que la materia prima se cuida y no solo a la hora del vermú. Y es que en esta taberna se puede comer, merendar o cenar. La cultura de las conservas de calidad todavía no está muy instalada en Zaragoza, pero en La Vermutería se ha apostado decididamente por ella. Bacalao a la vizcaína, judías con perdiz, lomo de Orza frito, alcachofas con foie, perdices escabechadas, pimientos rellenos, patés... El muestrario es amplio y alrededor de las mejores firmas del mercado.

También se trabaja el plato del día (7,50 euros) que se acompaña de una ensalada y copa de vino o caña para cubrir la hora del almuerzo. Para el tardeo, el vermú vuelve a ser protagonista en copa grande con uno blanco especial con mucho hielo y limón exprimido.

Otras alternativas culinarias son los caprichos, pequeñas croquetas cargadas de matices como los que pueden aportar la compota de manzana con foie o la sepia en salsa negra. Diferente y especial es La Daniela (cama de chips, mejillones y salsa casera). Y, por supuesto, las tostadas: catalana, clásica, manchega... Lo dicho, un buen muestrario en un local cuyo pequeño tesoro se esconde al fondo: un comedor con muchos detalles por descubrir.

La Vermutería

Calle Mártires, 2-4. Zaragoza. Teléfono: 681 040 919. Horario: de 12.00 a 17.00 y de 20.00 a cierre. Descanso: Domingo noche, cerrado. - Ver otros restaurantes recomendados

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios