Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Marengo se renueva y evoluciona

La carta añade nuevos cortes de carne o empanadillas criollas.

José Domingo, jefe de sala de Marengo, con uno de los platos de la renovada carta.
José Domingo, jefe de sala de Marengo, con uno de los platos de la renovada carta.
Raquel Labodía

El restaurante Marengo acaba de renovar/reducir su carta sumándose a la tendencia cada vez más en boga en la restauración de tener menos platos fijos y ampliar el apartado de sugerencias vinculadas a productos de temporada.

Entre las novedades que acaban de introducirse, se han reducido los guiños al continente asiático y se han incorporado de otras zonas del mundo. Por ejemplo, en el apartado de carnes aparecen tres cortes distintos: la picaña brasileña, la entraña argentina marinada en chimichurri, y los tiraditos con pesto, lima y brotes de rúcula. Otra opción interesante es el entrecot Café París, que atesora los ingredientes de esta mantequilla que se funde en la carne al elaborarla.

En la selección de tapas se ofrece la Jack Potato, una patata asada con picadillo de chistorra y huevo fundido, versionando una receta de la cocina inglesa. También son novedosas las empanadillas criollas y se mantienen las gyozas japonesas de pollo lacado y verduritas.

Muy interesante resulta la idea de disfrutar del secreto que esconden el canelón marengo (longaniza y cebolla asada con salsa de boletus) o el ravioli ibérico (pasta wonton rellena de carrillera ibérica en su jugo). Como propuesta de ‘street food’ que mira a la cocina asiática se mantiene el pan al vapor con panceta crujiente, cebolla frita y salsa agridulce.

Del norte de Europa llega el Oktoberfest, un plato con dos salchichas para compartir que se acompaña de patatas y chucrut.

El puntalette es uno de los platos más interesantes de la carta.

El 'puntalette' es uno de los platos más interesantes de la carta. R. Labodía

Entre los platos calientes de la carta, el ‘puntalette’ ha mejorado notablemente. Este risotto con trigueros y fideos de sepia se ofrecía con langostinos y ahora se ha sofisticado con la presencia de un carabinero braseado. Entre las propuestas verdes, el timbal de hortalizas asadas tiene la peculiaridad de que se presenta con provolone fundido. En cuanto a las opciones de pescado, se sigue yendo a lo seguro, con chipirones a la plancha y una de las recetas que sigue siendo seña de identidad de la casa: atún rojo marinado con lima y jengibre.

Marengo

Calle de Francisco de Vitoria, 7. Zaragoza. Teléfono: 976 220 570. Horario: de 8.00 a cierre. Descanso: Domingo noche, cerrado.- Ver otros restaurantes recomendados

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios