Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Gastronomía

Violeta Barba: cocinera comprometida y de productos de proximidad

La presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, es vegetariana y procura adaptar su recetario a los alimentos locales y de temporada.

Alejandro Toquero Actualizada 23/07/2018 a las 13:23
La presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, prepara menús vegetarianos con productos adquiridos en el comercio de la zona.Oliver Duch

Violeta Barba descubrió recientemente la receta de espaguetis de calabacín que ha preparado para este reportaje. "No tiene demasiado misterio –asegura–, en realidad es una forma de cortar la verdura como si fuera pasta para servirla con una salsa; en este caso, un pesto genovés". Así de sugerente ha sido el acercamiento a la cocina de la mano de la presidenta de las Cortes de Aragón. En él, se resume bastante bien cómo ella entiende la gastronomía. Es vegetariana, así que el plato se amolda al planteamiento que asumió hace cinco años. "Intento adaptar mi comportamiento al entorno en el que vivo apostando por la sostenibilidad medioambiental y económica, que no pasa por cómo se produce, se extrae o se consume hoy en día la mayor parte de la carne y el pescado".

Además, la receta encaja con otra idea que tiene clara: "Es relativamente fácil comer bien sin esforzarse mucho y con poca inversión económica". Por último, además del compromiso y la sencillez, estos espaguetis están vinculados a las nuevas tecnologías, a lo fácil que puede resultar para los jóvenes encontrar un apoyo en ellas. Violeta Barba, por ejemplo, se declara "fiel seguidora" de ‘El Comidista’. "Hay muchas webs y blogs para acercarse a la cocina, pero esta me resulta útil y atractiva".

Además, le gusta emplear utensilios que faciliten y hagan más divertido el trabajo. Para esta receta, por ejemplo, ha utilizado un aparato especial que permite cortar los espaguetis de calabacín con el grosor y la largura deseados. "También se puede recurrir a un cuchillo o un pelador clásico de verduras dando distintas formas y tamaños".

La familia

Antes de decantarse por estos espaguetis, Violeta estuvo tentada de preparar un bizcocho de limón que aprendió de su madre. "Lo hago alguna vez; es sencillo y rico; para los desayunos es espectacular". De la familia le viene el anclaje básico a la cocina. "Es un conocimiento que se ha transmitido de generación en generación; a través de mi bisabuela, en Almonte (Huelva), de mis abuelos, mi madre y mis tías".

Confiesa que la suya es una familia que se relaciona mucho alrededor de la mesa. "De hecho, seguimos guardando y utilizando los libros de recetas de mi bisabuela con comentarios y unidades de medida que me hacen mucha gracia como una jícara, un pellizquito o hasta que esté en su punto".

En fin, que en su casa son de juntarse en la cocina días enteros, de embotar y congelar, dándole también mucho protagonismo al recetario dulce. "Seguimos haciendo roscas de anís, rosquillas de naranja, torrijas de vino y miel, que no son las habituales en Aragón, o tortas de hornazo; utilizamos diez kilos de harina para hacer la masa y comer tortas todo el año".

La compra

Sin embargo, desde que asumió la condición de presidenta del Parlamento aragonés, no tiene mucho tiempo para esta tarea. "En el día a día es complicado porque, además, la comida vegetariana es más elaborada". Falafel, hamburguesas vegetales o legumbres forman parte de su recetario habitual, aunque reconoce que, entre semana, casi todos los días come fuera de casa.

Le gusta hacer la compra en los comercios de barrio. "Uno de los dramas durante mi Erasmus en Bélgica fue encontrar una frutería, todo eran supermercados". Entre sus tiendas preferidas de Zaragoza está La Abacería. Allí compra las legumbres a granel "y unos filetes de soja, judías y arroz buenísimos".

Cuando los compromisos de trabajo se lo permiten, los sábados suele acudir al mercado agroecológico de la plaza del Pilar. Además, forma parte de un grupo de consumo y una vez a la semana recibe en su casa una cesta de siete kilos con verduras, hortalizas y fruta. "Son productos de proximidad que llegan en el momento óptimo de la temporada, así que cada semana se cocina lo que toca", comenta.

Este criterio es el que básicamente sigue para adecuar el recetario. "En invierno hago muchas cremas; me gusta especialmente la de calabaza con zanahoria y naranja, y la de calabacín". Para el verano se decanta por las sopas frías. El gazpacho y el salmorejo nunca faltan, "y el ajoblanco con unos daditos de melón está estupendo".

Recientemente ha descubierto las verduras escabechadas y alrededor de esta elaboración está haciendo sus pinitos. "Me encantan las berenjenas escabechadas, son muy diferentes a las que se hacen rebozadas y fritas". En su casa también tiene macetas con plantas aromáticas como menta o albahaca, que utiliza habitualmente. Y es que tiene claro que, por ejemplo, "preparar un pesto natural nada tiene que ver con el de bote". "¡Y se tarda tres segundos!".

Ir al suplemento de gastronomía





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo