Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

La de Bodegas San Alejandro (D. O. Calatayud), la garnacha más premiada del mundo

Ubicada en Míedes ocupa el primer lugar en el medallero del Concurso Garnachas del Mundo, tanto en 2018 como en el conjunto de las ediciones del certamen

Algunos de los vinos que salen de Bodegas San Alejandro.
Algunos de los vinos que salen de Bodegas San Alejandro.

La garnacha es un valor en alza en todos los mercados del vino. Lejos de ser considerada una variedad de moda, los vinos elaborados totalmente (varietales) o con un porcentaje mayoritario de esta uva (coupage o ensamblaje), cada vez son más demandados por los consumidores y más galardonados en los concursos de ámbito nacional e internacional.

Con respecto a los certámenes, hay uno en el que los vinos de garnacha se miden con todos los que se elaboran a lo largo y ancho del planeta: el Concurso Garnachas del Mundo, que, edición tras edición, supera todos los récords de participación (en el recientemente celebrado en Gandesa, en la D. O. Terra Alta, se presentaron 850 muestras). Pues bien, ese concurso, en el que los vinos de garnacha tienen que dar el do de pecho, hay una bodega aragonesa que es la estrella de la escena de la garnacha mundial: Bodegas San Alejandro, ubicada en Míedes y perteneciente a la D. O. Calatayud.

En la sexta edición, celebrada hace dos semanas, San Alejandro fue la bodega más premiada de cuantas se presentaron, pues obtuvo tres medallas de oro y cinco de plata. En el medallero inicial le habían adjudicado dos medallas de oro, para los vinos Baltasar Gracián Reserva 2014 y Clos Baltasar 2015, pero esta semana, la organización les comunicó que el vino Baltasar Gracián Crianza también recibía este galardón, una vez computados los resultados finales.

Con la 'cosecha' de metales en esta edición, la cooperativa de esta zona zaragozana encabeza el medallero global del certamen, pues en las seis ediciones disputadas hasta ahora, ha conseguido un total de 23 medallas.

Florales y expresivos

¿Y cuál es la clave para que estos vinos sean tan apreciados? Primero, por la gran materia prima que entra en la bodega después de cada vendimia, uvas de viñedos situados entre los más altos de España, entre 700 y 1.100 metros de altitud, y que tienen unas condiciones naturales (suelo, geografía, clima...) privilegiadas. Y también, por la gran labor en el campo y en la bodega, donde no buscan grandes extracciones para conseguir vinos voluminosos y pesados al pasar por la boca, sino vinos que sean expresivos en aromas y fluidos, amables y redondos en el paladar. Son unas garnachas más florales que en otras zonas, con grado alcohólico notable y con buena acidez, todo muy bien equilibrado.

La de Bodegas San Alejandro (D. O. Calatayud), la garnacha más premiada del mundo

Cepas viejas de Bodegas San Alejandro.

Baltasar Gracián en la etiqueta

La bodega fue fundada en 1962 y recibe su nombre en honor a San Alejandro, cuyos restos se encuentran en el convento franciscano, del siglo XVII y de estilo mudéjar, situado en Miedes. Su logotipo está inspirado en el relicario venerado por la cofradía más antigua del pueblo, que se conserva en el altar de su iglesia de San Pedro, del siglo XIV.

Muchos de sus mejores vinos salen con la etiqueta Baltasar Gracián, en honor a uno de los escritores españoles más importantes del siglo XVII, el jesuita Baltasar Gracián, que nació en Belmonte de Gracián, a 8 kilómetros de Miedes, en 1601, hace 417 años.

Estos y otros muchos detalles se pueden conocer si se hace una visita a esta importante bodega, que ofrece visitas a los viajeros aficionados al enoturismo. Es una bodega que cada vez tiene más prestigio gracias al progresivo interés de los consumidores por sus vinos y por los numerosos premios que obtienen cada año, como reconoce Yolanda Díaz, directora gerente de la empresa.

Y añade: "Pero lo más importante es que estos reconocimientos sirven para renovar la ilusión de todo el equipo por seguir luchando para dar lo mejor de nosotros siempre. En Bodegas San Alejandro invertimos continuamente en la mejora de procesos y productos pero sabemos que la clave de estos éxitos está en la dedicación, constancia, sacrificio y amor por lo que se hace".

Para Yolanda Díaz, "ser la bodega más galardonada en Garnachas del Mundo alimenta, sin duda, nuestro espíritu de superación, ya grabado a fuego en el ADN de todo nuestro equipo, en el que se incluyen nuestros viticultores".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión