Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Cinco recetas para sacar partido al bacalao de Cuaresma

En los días previos y durante la Semana Santa este pescado blanco adquiere mucho protagonismo en los fogones, siendo el ingrediente principal de numerosas recetas populares.

Es un producto insustituible cuando llega la Semana Santa aunque sus presentaciones comerciales vayan cambiando
El bacalao es un producto insustituible cuando llega el tiempo de Cuaresma.
Agencia Almozara

El tiempo de Cuaresma lo es también del bacalao, pues este pescado blanco forma parte del recetario popular de la Semana Santa en Aragón, ya sea en forma de potaje o guisado y acompañado de una buena salsa. Por eso, y para seguir la tradición, llegadas estas fechas tan señaladas del calendario litúrgico, conviene conocer algunas recetas con el bacalao como protagonista para sorprender en la mesa y comprobar las múltiples combinaciones que acepta esta delicia.

Buñuelos, una forma diferente de disfrutar el bacalao. Los buñuelos son una de las recetas más demandadas durante los días cuaresmales, pues, además de ser un bocado delicioso y fácil de preparar, la masa frita con la que se elaboran admite cientos de ingredientes de lo más variado. Así, el bacalao se alza como uno de los imprescindibles para elaborar estas deliciosas bolitas que tan bien vestirán la mesa del Viernes Santo. Croquetas de patata y bacalao, para aprovechar los restos. Son las reinas de la cocina de aprovechamiento y, aunque son muchos los ingredientes que se pueden seleccionar para preparar unas croquetas 'gourmet', en tiempo de Semana Santa las ideales son las de bacalao. Para que destaque el sabor de este pescado, un truco es mezclarlo con patata en lugar de con bechamel, para que esta no se convierta en la protagonista de la receta.  Pimientos rellenos, rápidos y con productos naturales. Una forma sencilla de disfrutar del sabor del bacalao es a través de los pimientos rellenos, una receta fácil, que puede prepararse con productos naturales que rondan por la nevera. Mientras se ponen unos pimientos rojos a asar (a no ser que se quieran utilizar del piquillo en conserva), solo hay que hacer un sofrito de cebolla, ajos, pimiento verde y bacalao para rellenarlos. Se pueden comer fríos o ligeramente gratinados en el horno. Albóndigas, para que los pequeños coman pescado. Una buena receta para que el bacalao quede esponjoso y muy sabroso es prepararlo en forma de albóndigas y acompañarlo de una buena salsa de tomate casero. Es una receta elaborada que requiere tiempo y ganas, pero el resultado asegura siempre la aprobación de todos los comensales, incluidos los más pequeños, quienes suelen resistirse al pescadoEmpanadillas divertidas y deliciosas. Aunque el bacalao es uno de los ingredientes del recetario tradicional, es un pescado que combina a la perfección con ingredientes poco frecuentes de nuestra cocina, como es el caso del curry. Una salsa de tomate frito casero condimentada con curry y bacalao desmigajado es el relleno perfecto de cualquier empanadilla casera. - Ver otras recetas de cocina

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios