Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Cinco propiedades de las lentejas que no conocías

Todo el mundo conoce su alto contenido en hierro pero, además de contener ese nutriente indispensable, son beneficiosas para otros aspectos de la salud.

Lentejas y otras legumbres.
Las lentejas son buenos alimentos para controlar el peso y mantener la línea.

"Si quieres las comes y si no, las dejas" . Seguro que sabes a qué alimento nos referimos. Las (amadas y odiadas) lentejas. Este plato de cuchara, típico de la cocina tradicional, forma parte del menú semanal de muchas personas. Por todos es sabido su alto contenido en hierro, pero además son un alimento humilde, saludable y con gran potencial y las siguientes propiedades son las menos conocidas:

Para controlar el peso y mantener la línea: aunque su número de calorías es más elevado que los alimentos más habituales en una dieta, si la cantidad que se consume es la recomendada pueden ser muy beneficiosas para controlar el peso. ¿A qué se debe? Son ricas en zinc, un mineral que ayuda a regular el hambre, por lo que desaparece la necesidad de picar entre comidas. También estimulan el metabolismo y la eliminación de líquidos.  Fibra: con 100 gramos de lentejas cocidas se cubren la mitad de la necesidad diaria de este componente. Contribuye a prevenir el estreñimiento y otros trastornos digestivos.  Minerales: además del conocido hierro contienen fósforo, magnesio, calcio y otros minerales que, junto con las vitaminas, ayudan al metabolismo.  La salud del corazón: su contenido en grasas insaturadas es mínimo y eso las convierte en un alimentos indispensable para prevenir enfermedades cardiovasculares.  Estabiliza el azúcar en sangre: ralentiza la digestión y es entonces cuando se estabilizan los niveles de azúcar. Las lentejas forman parte del grupo de las legumbres, junto a los garbanzos  y las alubias, entre otras. Su consumo se asocia a un menor riesgo de padecer diabetes, y, aunque su elaboración principal es en platos de guiso, hay muchas recetas para disfrutar de las legumbres sin necesidad de cuchara. Aun así, son muchos los que se resisten a comerlas por la posible indigestión y las flatulencias, aunque hay claves para evitarlas.

- Ir al suplemento de gastronomía

- Ir al suplemento de salud 

Etiquetas
Comentarios