Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Izakaya: un rincón para vivir la cocina asiática

Esta taberna se asemeja a los bares típicos japoneses, pero con más propuestas.

Carlos Gregorio, en la barra de Izakaya.
Carlos Gregorio, en la barra de Izakaya.
V. C.

Un izakaya es un bar típico japonés, una taberna donde relajarse después del trabajo o picar algo entre horas. Más o menos, la versión nipona de nuestros locales de tapas. En Zaragoza, hace poco más de un año, abrió sus puertas uno de esos establecimientos, huyendo de ofrecer una versión edulcorada.

En este Izakaya de la calle Mayor se empezó mirando mucho a Japón. Eso sí, no hay sushi ni preparaciones parecidas. Esta taberna va mucho más allá de la asociación de la cocina japonesa con el producto crudo. Pero en este tiempo ha evolucionado y a día de hoy su propuesta culinaria está marcada por una fuerte influencia asiática e hindú. Ahí ha encontrado su hueco y su punto diferencial.

La carta refleja esa inquietud. Uno se puede acercar a ella de dos maneras: alrededor de la barra y de un picoteo informal, o hacerlo de forma más relajada, a la mesa, disfrutando de un ambiente cosmopolita y muy acogedor.

El menú degustación (17,90 euros) se puede tomar a mediodía y por la noche y está basado en la carta de las preparaciones de la barra, así que es un buen muestrario de los platos que se ofrecen. Incluye cinco propuestas y el dulce remate final, y en cada uno de los apartados hay dos opciones para elegir y compartir.

Prácticamente el único producto crudo de Izakaya es el atún marinado con soja y vinagre que está presente en la ensalada de algas. Y como fresca alternativa, una ensalada hawaiana de arroz thai. A modo de ‘snacks’, se pueden tomar unas gyozas de cerdo distintas, fritas y no hechas al vapor, o takoyakis, unas sorprendentes bolas de pulpo elaboradas con masa de crep, jengibre y cebolleta.

La mirada se abre hacia Corea con el bibimbap, una base de arroz con setas, hortalizas y salsa hoisin, o se puede optar por el más clásico wok de pollo con setas sitake. Y el menú va concluyendo con una brocheta a la brasa o rebozada, antes de llegar al plato estrella: el gua bao –un pan japonés elaborado al vapor– que se rellena de pato confitado o de costilla laqueada. Hay más versiones, entre las que no hay que perder de vista la de langostino crujiente con crema de aguacate y pico de gallo.

Estos argumentos del menú son la base de la carta, cuya degustación encaja con vinos jóvenes y afrutados.

Izakaya

Calle Mayor, 45, duplicado. Zaragoza. Teléfono: 976 217 503. Horario: martes, de 20.00 a cierre. De miércoles a domingo, de 12.30 a 16.00 y de 20.00 a cierre. Descanso: lunes y martes a mediodía, cerrado.- Ver otras noticias de restaurantes recomendados

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios