Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Grandes Vinos, cuando la unión hace la excelencia

Grandes Vinos, cuando la unión hace la excelencia

Esta bodega se ha consolidado como una de las 30 primeras de España.

La bodega posee una sala de crianza en la que reposan 13.000 barricas.
La bodega posee una sala de crianza en la que reposan 13.000 barricas.
Grandes vinos

Hacer sostenible y rentable el cultivo de la vid en Cariñena a través de dos pilares estratégicos: el cliente y la internacionalización. Este es el objetivo que, desde hace 20 años, inspira el trabajo de la principal bodega de Aragón, la de Grandes Vinos, la única de la Denominación de Origen que cuenta con viñedos en los 14 municipios de la comarca.

De la unión en 1997 de cinco cooperativas del Campo de Cariñena, fundadas a partir de 1950, nacía una nueva forma de producción basada en el esfuerzo colectivo. Gracias a esta iniciativa, en la que participaron el Gobierno de Aragón y las entidades financieras aragonesas Ibercaja, CAI y Multicaja, Grandes Vinos ha conseguido abrirse paso tanto en el mercado nacional como el internacional, donde tiene presencia en más de 40 países y al que destina el 70% de su producción, 20 millones de botellas anuales.

En estas dos décadas, Grandes Vinos se ha consolidado como una de las bodegas líderes, entre las 30 primeras de España, con 4.300 hectáreas de viñedos propios que se encuentran ubicados en las faldas de las sierras ibéricas de Algairén y Pecos y sobre los que se practica una viticultura sostenible. Entre las variedades de sus cultivos destacan la garnacha y la cariñena, la única del mundo que toma su nombre de su lugar de origen.

El punto de inflexión, que sirvió como lanzadera del proyecto más allá de las fronteras nacionales, se produjo en el año 2002, cuando Grandes Vinos inauguró sus nuevas instalaciones. Su centro neurálgico, una moderna bodega ubicada entre sus viñedos que aglutina todo el proceso productivo y comercializador de sus vinos, acoge una sala de crianza en la que reposan 13.000 barricas de roble de 225 litros y una planta de embotellado con las tecnologías más punteras.

Hoy en día, enfocada a los diferentes segmentos de consumidores, la oferta de la bodega la componen Anayón, marca ‘premium’ de ediciones limitadas y numeradas, que dentro de su gama reproduce con su ‘Terracota’ el vino tal y como lo hacían los romanos, envejeciéndolo durante un año en ánforas de barro. También ofrece las marcas Corona de Aragón, Monasterio de las Viñas y 3C. El enfoque más moderno lo aportan Beso del Vino, El Circo y Hoy. Además, sus productos han sido reconocidos a nivel internacional por su excelente relación calidad precio. Y, han sido destacados, entre otros, por la revista ‘The wine advocate’, de Robert Parker, que calificó sus vinos como "valores impresionantes".

Idrias, de nuevo

Grandes Vinos

Idrias, la marca bandera, ha vuelto a incluirse en la Denominación de Origen Somontano.

La añada 2016 ha supuesto un hito en Bodegas Sierra de Guara, nacida en Lascellas en 1997, ya que su marca bandera, Idrias, además de mantener la certificación de Producción Ecológica, ha vuelto a incluirse en la Denominación de Origen Somontano y se ha presentado al mercado con una nueva imagen, diseño y elaboraciones.

Las 55 hectáreas de viñedo propio, a 550 metros de altura, se encuentran repartidas en tres parcelas principales: Alfez, Turmos y Las Planas, subdivididas en función de su variedad y condiciones específicas para obtener la mejor calidad de la uva. Los suelos son fundamentalmente de tipo pardo-calizo, escasa fertilidad y buenas condiciones de permeabilidad, lo que confiere a sus vinos la personalidad única de la tierra a la que pertenecen, el corazón de la Sierra de Guara.

Vinos elegantes, con mucha intensidad frutal y equilibrados, que reflejan al máximo su lugar de origen y que ya han empezado a conquistar a los consumidores de nuevos mercados, tanto nacionales como internacionales.

Ir al especial 'Guía de los 100 mejores restaurantes de Aragón'

Etiquetas