Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Jamón

Un placer exquisito y muy aragonés.

Jamón de Teruel.
Jamón de Teruel.
Consejo Regulador de la D. O. Jamón de Teruel

Un bocado exquisito. Así es el delicioso Jamón de Teruel, que se puede disfrutar en multitud de ocasiones y que siempre resulta un placer para el paladar. Los expertos dicen que los buenos jamones hay que elaborarlos con poca sal y con mucha paciencia, curándolos de manera lenta y prolongada. El resultado es un alimento delicado y no excesivamente salado, de color rojo con una parte de grasa untuosa y aromática, de aspecto brillante. Para aprovechar bien sus cualidades, es mejor cortarlo en lonchas iguales y homogéneas.

La provincia de Teruel cuenta con una importante producción porcina y unas excelentes condiciones climatológicas para lograr un producto delicado que se cura de manera natural y que se valora en toda España. A simple vista resulta fácil distinguir el Jamón de Teruel, ya que en su corteza se encuentra una estrella grabada. Desde que arrancó en 1983 la Denominación de Origen del Jamón de Teruel -la primera del territorio español y tercera en el mundo-, se garantiza que los perniles proceden de cerdos de razas seleccionadas, los secaderos deben de estar situados a una altitud superior a los 800 metros y, entre otras exigencias, han tenido que cumplir un tiempo mínimo de maduración y curación de 14 meses.

Ir al especial 'Guía de los 100 mejores restaurantes de Aragón'

Etiquetas
Comentarios