Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Bodegas Sommos, donde la tradición y la vanguardia se dan la mano

Bodegas Sommos, donde la tradición y la vanguardia se dan la mano

Vino y diseño se suman a un compromiso por la calidad.

Esta bodega, perteneciente a la D.O. Somontano, se ubica en Barbastro.
Esta bodega, perteneciente a la D.O. Somontano, se ubica en Barbastro.
Bodegas Sommos

Vino y diseño se unen en la espectacular bodega Sommos, ubicada en el Somontano oscense. Cuenta con 355 hectáreas de viñedos donde cultiva uva de las variedades tempranillo, cabernet sauvignon, merlot, syrah, garnacha tinta, moristel, parraleta, pinot noir, chardonnay y gewürztraminer, con las que elaboran sus vinos.

Para conseguir la mayor calidad en sus vinos, apuestan por la innovación y ponen un gran mimo a la hora de elaborarlos. El proceso comienza con la vendimia, realizada por la noche para evitar las altas temperaturas; el transporte de la uva se efectúa en remolques de acero inoxidable con tapa hermética, evitando contaminación ambiental y cambios de temperaturas; y la descarga se realiza por vibración, cayendo lentamente sobre el tren de recepción y evitando el aplastamiento de la uva.

Los vinos se elaboran en tinas de roble francés de 16.000 litros y en depósitos de hormigón desde 8.000 litros, para posteriormente iniciar el envejecimiento en barricas nuevas de roble frances Premium, de donde salen los vinos Sommos, exclusivos y de alta calidad.

Sommos destaca por su arquitectura, que llama la atención a cualquiera que pase por allí. La tradición del cultivo de la vid y de la elaboración del vino se conjuga perfectamente con la vanguardia de este edificio. Diseñado por el arquitecto Jesús Marino Pascual, es un proyecto enraizado en los viñedos de donde emergen unos cubos de acero entrelazados, que proporcionan a la bodega el concepto de objeto cultural. Son tres naves con una geometría singular que aprovechan las condiciones térmicas, lumínicas y acústicas de su ubicación. Están dispuestas de forma radial alrededor de un lago artificial y componen un conjunto arquitectónico muy atractivo para el visitante.

De hecho, el enoturismo se esta? convirtiendo en uno de los ejes principales de la bodega. Con un amplio abanico de posibilidades, el visitante puede conocer Sommos a trave?s de experiencias diferentes: desde la visita esta?ndar de una hora y media de duracio?n catando tres vinos de autor; hasta el paseo por el vin?edo en segway o a caballo, catando sus flores guiados por Evarist March, asesor bota?nico del Celler Can Roca; o un vuelo sobre el vin?edo para apreciar el disen?o del mismo.

También se realizan catas maridadas como ‘12 meses 12 catas’ donde el producto local es el protagonista, o ‘SOMMOS Gastronomi?a’, un recorrido por la gastronomi?a espan?ola. Cuentan, incluso, con la primera sala de escape permanente en una bodega, un lugar que encierra varios enigmas que hay que resolver para lograr rescatar a un enólogo desaparecido.

Además hay talleres de cata, de aromas, de elaboracio?n de vino... En resumen, un sinfi?n de actividades que invitan a volver a visitar la bodega y a sentir nuevas sensaciones.

Ir al especial 'Guía de los 100 mejores restaurantes de Aragón'

Etiquetas