Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Unas patatas especiales con un aire del sur

Este bar de Valdespartera se ha especializado en platos  que miran a Andalucía.

Ángeles Scapini, con una de las patatas rellenas que se ofrecen en su local.
Ángela Scapini, con una de las patatas rellenas que se ofrecen en su local.
A.T.

Hay bares que optan por especializarse en un producto o en una elaboración y encuentran ahí su fórmula de negocio. Así empezó el Horno de Patatouille, en el barrio de Valdespartera, apostando por impulsar un recetario protagonizado por las patatas rellenas. Y es que Ángeles Scapini y su hijo, Rafael Sánchez, son del sur, de Málaga, y allí esta es una elaboración muy popular que en Zaragoza normalmente solo se ve en el recinto ferial cuando llegan las fiestas del Pilar. Sus patatas asadas son muy especiales, de generosas dimensiones (las hay que superan incluso el kilo de peso). Se asan durante cuatro o cinco horas en un horno que fue diseñado en Jaén. Durante todo el proceso, Ángeles y Rafael están muy pendientes de los tubérculos porque constantemente les dan la vuelta y los pinchan para que se asen uniformemente.

Lo siguiente ya es rellenar las patatas con un amplio muestrario de salsas caseras y combinaciones de productos más o menos picantes, donde el alioli tradicional no suele faltar en casi ninguna de las opciones. La patata asada se mezcla bien con el resto de los ingredientes y ya está lista para comer caliente, que es como más se disfruta. En la carta de este bar se recogen hasta una decena de acompañamientos posibles, pero lo curioso es que cada vez son más los clientes que realizan sus propias combinaciones. En el último concurso de tapas de Zaragoza, este horno quedó en segunda posición en la categoría de tapa aragonesa con una patata con forma de cilindro, rebozada con almendra y rellena con pollo al chilindrón.

Con el paso del tiempo, el recetario ha ido creciendo y sin dejar de mirar hacia el sur se ofrecen salmorejo cordobés, berenjenas con miel de caña, albóndigas, tempura de verduras... Y cuando llega el frío, las ollas de garbanzos con callos o fabada.

También se ofrecen unas curiosas croquepapas, una especie de croquetas donde se hace una masa con la patata y se rellena trabajándola como si fuese una croqueta tradicional. Y un detalle que tampoco pasa desapercibido es el del café. El que se trabaja es Illy de alta gama 100% arábica, uno de los mejores del mundo. Todo un detalle cuando en tantos establecimientos, alrededor del café, parece que sirve cualquier cosa.

El Horno de Patatouille

Calle de Luces de Ciudad, 19.  Teléfono: 876 280 184. Horario: de 9.00 a cierre. Descanso: miércoles, cerrado.-Ver otras noticias de restaurantes recomendados

-Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión