Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Vuelta al mundo gastronómica con ocho recetas Patrimonio de la Humanidad

La técnica, la tradición o su importancia en la cultura local son algunos de los factores que hacen de la gastronomía un bien a conservar.

La dieta mediterránea, rica en frutas y verduras, forma parte de este prestigioso listado
La dieta mediterránea, rica en frutas y verduras, forma parte de este prestigioso listado

La gastronomía y la cocina son un bien muy preciado en muchos lugares del mundo, pues forma parte de su identidad y de sus costumbres. Solo hace falta recorrer ciertos países para comprender - y degustar- recetas y platos que llevan siglos en sus fogones y son apreciados de la misma manera que un monumento o un lugar histórico.

Contribuir al mantenimiento de estas tradiciones y costumbres es el objetivo de la Unesco, que desde el año 2008 ha reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad algunas recetas y cocinas internacionales, recogidas bajo estas líneas.

En AméricaLa cocina tradicional mexicana, también conocida como cocina Michoacán se convirtió en 2010 en Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, debido a la tradición, técnicas y costumbres que su práctica supone. Maíz, frijoles y chile son los ingredientes principales de esta cocina, en la que no faltan otros productos autóctonos como la calabaza, el tomate, el cacao o la vainilla.

Comida mexicana.

Comida mexicana. Fuente: Freepik.com

En AsiaEl 'lavash' es un fino pan a base de harina de trigo y agua, que se hace de gran tamaño para compartir en familia y que suele servirse como envoltura de quesos caseros, hortalizas y carne. Además de comerse, esta receta desempeña un papel ritual en las bodas: se pone encima de los hombros de los recién casados para que aporte fecundidad y prosperidad.

Lavash, pan tradicional armenio.

Lavash. Fuente: wikimediacommons.org

Esta receta aparece por partida doble en este listado. En 2014, fue reconocido por ser una expresión cultural en Armenia,  y en 2016, por la tradición de fabricar y compartir el pan plano en Azerbaiyán, Irán, Kazajstán, Kirguistán y Turquía.

También en Turquía, está reconocida la tradición del café a la turca, cuyo proceso de fabricación requiere una serie de técnicas de preparación especial. Además, es símbolo de hospitalidad y amistad en esta cultura.

En la zona más oriental de este continente, son dos las recetas consideradas Patrimonio de la Humanidad: el 'kimchi' y el 'washoku'.

Kimchi.

Plato de 'kimchi'. Fuente: freepik.com

Típico de la República Democrática de Corea, el 'kimchi' es una preparación fermentada a base de diferentes vegetales sazonados con diferentes especias. Con sabor picante, es uno de los alimentos más consumidos en Corea.

Por su parte, el 'washoku' es el término que engloba a toda la cocina tradicional japonesa, en particular la que se cocina con la llegada del Año Nuevo, pues en esta fecha los japoneses decoran sus platos de manera especial. Arroz, pescado, verduras y plantas silvestres son los ingredientes principales, donde no falta el famoso 'sushi'.

En EuropaLa dieta mediterránea, , que engloba a Chipre, Croacia, España, Grecia, Italia, Marruecos y Portugal, y la conocida como 'comida gastronómica' de Francia son dos cocinas tradicionales también reconocidas por la Unesco. Dos estilos diferentes que incluyen variadas y ya conocidas recetas, que representan el estilo de vida de sus habitantes.

Otro plato distinguido de este continente es la galleta o pan de especias del norte de Croacia, cuyo origen se remonta a la época medieval. Se trata de una receta a base e harina, agua, azúcar y diversas especias, que una vez cocida, se decora y pinta con colorantes comestibles.

Galletas de jengibre tradicionales.

Pan de especias. Fuente: Ministry of Culture of Croatia

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios