Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Abre sus puertas el restaurante Nativo

Ubicado en la avenida de Juan Carlos I, 41, de Zaragoza, apuesta por una gastronomía de herencia, sin etiquetas, y con pinceladas de nueva cocina.

La sala del restaurante Nativo.
La sala del restaurante Nativo.
Xoel Burgués

Una nueva propuesta gastronómica se puso en marcha la pasada semana en la capital aragonesa. Está situada en la avenida de Juan Carlos I, 41, y se llama Nativo Tradicional Deli. Pertenece al grupo de restaurantes creados por Kike Júlvez y Carlos Vallejo, Marengo Internacional Deli y La Bocca Mediterranean Deli, contando en este tercer proyecto también con Santiago Vallejo como socio inversor.

El nuevo local, acogido al concepto 'tradicional deli', inicia su andadura con una mirada puesta en la gastronomía de herencia, sin rebuscadas etiquetas, con mimo por el producto y pinceladas de nueva cocina. Como platos revelación, picaña (12,50 euros) o cachopo (doble filete de ternera asturiana empanada con jamón serrano y cabrales) en dos diferentes versiones, para una o dos personas (11,95 y 17,95 euros, respectivamente), berenjenas a la brasa –en el que el producto, desnudo en su esencia, ofrece la mejor versión de sí mismo (7,75 euros)– o el pulpo braseado con puré de boniato y pimentón de la vera (12,50).

Para tapear o como entrantes, destacan las gambas 'Gadget' (en honor a aquel inspector despistado con el que una generación creció en los 80), presentadas en gabardina y con una bechamel que sorprende gratamente (2,95 euros/dos unidades) o el canelón de Graus, relleno de longaniza con salsa de boletus (2,95).

La decoración es un elemento importante en Nativo, donde el comensal se encuentra con un entorno de tradición actualizada. "El punto de origen, lo innato como propia definición del nombre que los define, se plasma en los cuatro elementos: tierra, madre, inicio y cuna, presente a través de los rojizos y terracotas de ladrillos y tapicerías, en las fibras naturales, ratán, esparto. Agua; fuente de vida que hace germinar la vegetación. Vigente a través de tonos aguamarina en las zonas húmedas del local. Aire, frescura, aromas; elementos ligeros que dejan que la brisa, cargada de sabores, circule a través de contraventanas y celosías. Fuego como elemento protagonista en la cocina; brasas, maderas tiznadas, cerámica endurecida y ennegrecida por el efecto de las llamas, incluso la iluminación se tiñe de un tono cobrizo para acompañar y enmarcar la escena", señalan los creadores de este nuevo espacio. Así, el conjunto se podría definir como  un lugar muy cuidado, con una atmósfera cercana y amable. Todo sin excesos pero sin defectos, teniendo el equilibrio como línea argumental.

Grupo empresarial

El grupo hostelero que han creado Kike Júlvez y Carlos Vallejo, ambos con poco más de 40 años, engloba –con la incorporación de Nativo, donde se une Santiago Vallejo–, tres restaurantes, 400 plazas, más de 50 empleados y una facturación que ascendió en el 2016 a más de dos millones de euros entre Marengo y La Bocca y con un crecimiento estimado de un 15% global para el 2017.

- Ver otros restaurantes recomendados

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión