Gastronomía

Gastronomía

Siete postres típicos para endulzar la Semana Santa

El recetario popular cuenta con numerosas recetas tradicionales para disfrutar en familia en estas fechas señaladas.

Torrijas caseras, típicas de la Semana Santa
Torrijas caseras, típicas de la Semana Santa
Heraldo

La llegada de la Semana Santa a Aragón recuerda el recetario popular que de padres a hijos se ha ido transmitiendo: potajes de vigilia, guisos con garbanzos, bacalao en diferentes cocciones, torrijas o monas de Pascua. Recetas caseras y dulces tradicionales de la tierra que vuelven a tener un sitio especial en las mesas, y que acompañan estos días tan importantes para las personas que viven con fervor estas fechas.

Los postres cobran especial importancia en Aragón, sobre todo para los más lamineros; y son muchos los dulces que pueden prepararse para recibir estos días de vacaciones, ya sean originarios de nuestra región, como la mona de Pascua o los crespillos, o comunes para toda España, como las torrijas o los buñuelos.

Recetas populares de Semana Santa

Buñuelos de cuaresma rellenos. Son, sin ninguna duda, uno de los dulces tradicionales de la Semana Santa, y son muchas las generaciones que han disfrutado de esta delicia casera fácil de preparar. No obstante, con el paso de los años, la receta original se ha ido adaptando a las nuevas sugerencias de la pastelería, tanto para elaborar la masa como para el relleno.

Receta de buñuelos de Cuaresma, dulces típicos de Semana Santa.

Torrijas. Son las reinas del recetario popular de Pascua, y gustan tanto a mayores como a pequeños en cualquiera de sus variantes; además, están dentro del recetario de aprovechamiento, pues el pan duro que haya en casa puede convertirse en una deliciosa torrija, dando salida a las sobras.

Las torrijas son uno de los dulces típicos de este periodo del año.

Leche frita. Es raro que este postre no tenga éxito a la mesa, pues el suave sabor dulzón que lo caracteriza hace que sea perfecto para acompañar un café calentito (o leche con cacao en el caso de los más pequeños). Hoy en día, hay muchas pastelerías que lo hacen con gran pericia, pero la leche frita casera tiene mucho encanto y, en la cocina, siempre viene acompañada de buenos momentos.

Receta de leche frita casera

Rosquillas de anís. El aroma que desprenden mientras se cocinan ya es absolutamente delicioso, y además es una actividad perfecta para realizar con los más pequeños de casa (exceptuando el momento en el que se fríen con aceite muy caliente). Los ingredientes son básicos de cualquier despensa, y tan solo se necesita un poco de destreza para conseguir formas redondeadas y apetecibles.

Rosquillas de anís

Mona de Pascua. También conocida como Culeca, este dulce tradicional aragonés a base de harina, huevos, azúcar, mantequilla, aceite de oliva y ralladura de limón, es uno de los más esperados cuando llega la Semana Santa. El bollo, que se decora con huevos duros, azúcar y anisetes de colores, no puede faltar en ningún hogar aragonés en estas fechas.

Receta de mona de Pascua

Crespillos. Aunque su consumo no está estrictamente relacionado con la Semana Santa de Barbastro, es por estas fechas cuando se celebra una gran fiesta gastronómica que gira en torno a esta preparación que tiene a las borrajas como protagonistas.

¿Los primeros crespillos de la historia?

Piedrecicas del Calvario. Muy típicas de Alcorisa, consisten en pequeños guirlaches envueltos de chocolate con leche. Una delicia para disfrutar de la repostería de Semana Santa a base de almendra marcona, miel, azúcar moreno y chocolate.- Ver otras recetas de Semana Santa

- Más información en la web 'Semana Santa en Aragón'

Etiquetas
Comentarios