Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Aceitunas, también, en repostería

Un nuevo enfoque parar preparar desayunos, postres y meriendas consiste en utilizar olivas como ingrediente.

Magdalenas elaboradas con aceitunas negras.
Magdalenas elaboradas con aceitunas negras.
Interaceituna

Prácticamente todas las variedades de aceitunas comparten una cualidad especial, como es que tienen los cuatro sabores básicos: dulce, salado, amargo y ácido. Es una característica muy peculiar que hace que sean uno de los alimentos con más versatilidad a la hora de combinarlo con otros productos, también en el ámbito de la repostería. En la confitería, las aceitunas tienen un potencial desconocido para muchos cocineros y consumidores. Cada variedad tiene sus cualidades y una amplia gama de matices que pone al alcance de los reposteros sabores nuevos, intensos y diferentes.

El chef y embajador de las aceitunas Sergio Fernández ha propuesto tres ejemplos sencillos en este terreno: unas magdalenas, unas 'cookies' y un 'mug cake'.   Agregando aceitunas a nuestra comida añadimos ácido oleico, calcio, fósforo, hierro, fibra y vitamina E a nuestra dieta.

Por ejemplo, para hacer unas magdalenas de aceitunas negras, necesitamos aceitunas, 100 gramos de harina de repostería, 100 de azúcar, 5 de levadura, 100 mililitros de aceite de oliva virgen extra, 35 de leche y 2 huevos.

Para prepararlas, se mezclan los huevos y el azúcar y se baten bien. Después se va añadiendo la leche y el aceite de oliva y se sigue mezclando todo. Finalmente, se incorporan la harina y la levadura. Por otro lado, se deshidratan las aceitunas picadas en el microondas hasta que estén secas y se añaden a la masa. Se pone la masa en moldes de magdalenas y se hornea durante 20 minutos a 200 grados centígrados de temperatura. Esta y otras recetas se pueden ver en la web aceitunaslareinadelastapas.es.

Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios