Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Oda a la longaniza

Estas son algunas sugerencias para todos aquellos que cuando llega el jueves lardero bajan al supermercado a por espárragos, huevos, caldo, longaniza y nada más. La longaniza es un producto con mucho sabor y se le puede sacar un partido inmenso, empezando por lo más básico: un buen bocadillo.

Oda a la longaniza
Oda a la longaniza

Un clásico: bocadillo de longaniza

Lasaña de longaniza

Empanadillas de longaniza

Huevos al salmorrejo (con dos erres y con longaniza)

Longaniza a la brasa

Pasta con longaniza

La longaniza es, sin duda, el alimento más típico que se come en jueves lardero, pero su preparación no tiene por qué ser sencilla. De ahí que hayamos realizado una selección con algunas sugerencias para degustar la longaniza de otro modo.

Receta nº 1: ¿hay algo más típico que almorzar un bocadillo de longaniza? Para aquellos que dispongan de más tiempo, están las siguientes cinco recetas que se pueden ver más arriba.

La receta nº 2 es una lasaña de longaniza desmigada junto con cebolla, calabacín, champiñones, tomate y paté, que se culmina con beschamel y queso gratinado.

¿Empanadas de longaniza? La receta nº 3 nos enseña cómo disfrutar de forma muy sencilla con masa y relleno del embutido del día, junto a un poco de queso de cabra y cebolla caramelizada.

Longaniza fresca, caldo, espárragos, ajo, cebolla y huevos., bien cocinados en la sartén dan lugar a los típicos huevos con salmorrejo (sí, con dos erres).

La receta número 5 muestra cómo deben prepararse las brasas para hacer una buena longaniza en la barbacoa. Lo más importante, que quede crujiente por fuera y jugosa por dentro.

Y ya por último, pero no menos deliciosa, es la pasta con longaniza. A elegir si se prefiere con una salsa de tomate y mascarpone, o con una de nata y huevo.

Etiquetas
Comentarios