Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Cinco trucos infalibles que todo amante de la cocina debe conocer

Saber amortizar los productos de la despensa y alargar su caducidad es un don que no todos los cocinillas tienen.

Cinco trucos infalibles que todo amante de la cocina debe conocer
Cinco trucos infalibles que todo amante de la cocina debe conocer
valeria_aksakova / Freepik

Aunque la velocidad de la rutina nos ha alejado durante mucho tiempo de los fogones, cada vez son más los que se disfrutan del tiempo que pasan en la cocina. Pero para ser un auténtico cocinillas hay que ir un paso más allá y recuperar algunos de los consejos de nuestras abuelas, pues además de las recetas de cuchara y de aprovechamiento, tienen un sinfín de consejos para amortizar los productos de la despensa.

1. Cortar los tomates ‘cherry’ rápido y sin salpicar

Estas pequeñas delicias vegetales que tan bien acompañan cualquier tipo de ensalada son difíciles de cortar sin poner perdida toda la cocina y sin invertir más minutos de los que se desearían. Sin embargo, hay un truco que permite cortarlos todos a la vez sin perder ni una gota de su jugo, y que consiste en poner los tomatitos entre dos superficies planas (por ejemplo, las tapas de dos táperes) y sujetarlas con cuidado mientras se cortan con un cuchillo bien afilado.

2. Papel de cocina debajo de la fruta y la verdura

Un viejo truco que han utilizado nuestros abuelos es el de colocar las frutas y las verduras de temporada sobre una bandeja previamente cubierta con papel de cocina absorbente. De esta manera, el agua que van soltando estos productos durante su proceso de envejecimiento se absorberá e impedirá que se pudran antes de tiempo.

3. Ni una lágrima al ver una cebolla

Con la cebolla natural ya se sabe que se llora, pues debido a una reacción producida por las roturas celulares del vegetal se desprenden una serie de gases que irritan nuestros ojos. Pero si antes y durante el despiece de la cebolla la sumergimos bajo el grifo de la cocina evitaremos que dichos gases se expandan por toda nuestra cocina y nos hagan lagrimear.

4. El pan y el apio, la pareja perfecta

Si algo malo tiene el pan es que de un día para otro se seca y ya no hay quien se lo coma, a no ser que lo meta un rato en el horno y espere a que se tueste, pero según donde uno esté esta medida no es viable. Para poder disfrutar del pan fresco de un día para otro lo mejor es meterlo en una bolsa de plástico de cocina con un tallo de apio para que el primero absorba el agua del segundo.

5. Aprovechar hasta la última gota de limón

El zumo de limón tiene múltiples cualidades para nuestro organismo, pero conseguir que un limón de la cantidad suficiente para tomarlo con agua no es sencillo, a no ser que antes de exprimirlo se presione ligeramente el limón a la vez que se la hace rodar por la encimera de la cocina. Además, también se puede calentar ligeramente en el microondas y cortar de manera longitudinal.

Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión