Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Alternativas para huir de la panga en la cocina

Las sospechas desatadas sobre este pescado han llevado a los consumidores a buscar alternativas a este producto tan popular en las mesas de toda España.

Varios filetes de panga expuestos en una de las pescaderías del Mercado Central.
Varios filetes de panga expuestos en una de las pescaderías del Mercado Central.
Aránzazu Navarro

La panga no es un pescado de toda la vida, pero hace unos años, gracias a sus bajos precios y al formato de venta en filetes y sin espinas, se popularizó entre los españoles. Sin embargo, después del anuncio del supermercado Carrefour en el que comunicaba que dejaría de vender este pescado, son muchos los que han empezado a buscar alternativas a este producto originario de Tailandia, tales como el gallo, las sardinas o la pescadilla.

Aunque el precio varía según la temporada, la facilidad de cocinado y su sabor suave hacen que estos pescados sean cinco opciones ideales para disfrutar de este alimento rico en Omega 3, un ácido graso esencial para cualquier dieta equilibrada.

Filetes de gallo. Del gallo se aprovechado todo, desde la cabeza y las espinas para hacer un rico caldo de pescado hasta sus filetes blancos y jugosos para protagonizar un segundo plato. Este pescado es perfecto para los que tienen niños pequeños, pues las espinas se retiran con gran facilidad y su suave sabor les encantará (ya sea a la plancha o rebozado con huevo y harina). Fletán. También conocido como halibut, este pescado bajo en grasas puede adquirirse a buen precio y durante todo el año. Debido a su tamaño, suele venderse en filetes de, al menos, 100 gramos, lo que facilita su cocinado a la plancha y combinado con alguna salsa fresca para potenciar su sabor. Caballa. La caballa (cuyo mejor momento de calidad y precio es la primavera) es un pescado azul muy rico en ácidos grasos Omega-3. Este versátil pescado de intenso sabor a mar se presta a múltiples cocinados, ya sea a la plancha con ajitos, en escabeche alegrando una ensalada, o relleno de verduritas y al papillote. Además, la facilidad que presenta a la hora de quitarle las espinas lo convierte en una opción ideal para los más pequeños de casa.-Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios