Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Cómo hacer un roscón de Reyes casero

Sorprende a tus invitados a la tradicional comida de Reyes con esta receta artesanal para disfrutar en familia.

Roscón de Reyes casero.
Cómo hacer un roscón de Reyes casero
Carmina García

El roscón de Reyes, con su sorpresa incluida, es uno de los dulces más apreciados en esta época del año. Su degustación se hace esperar para poner la guinda a las vacaciones navideñas, pero bien es cierto que este dulce típico no puede faltar en las mesas para la tradicional comida de Reyes. 

Os dejamos una receta sencilla para hacerlo en casa y sorprender así a los invitados.

Ingredientes para preparar un roscón de Reyes casero

- Para la infusión de aromas: 180 gr de leche entera Piel de 1 naranja Piel de 1 limón 1 rama de canela*Calentar la leche con más pieles y la canela, y dejar reposar tapado durante 8 horas.

- Masa prefermento: 120 gr de harina normal 100 gr de peche entera tibia 3 gr de levadura fresca*Dejar fermentar la mezcla 4 horas en un lugar cálido.

Ingredientes para preparar la masa del roscón: Masa prefermento 150 gramos infusión de aromas 1 cucharada de agua de azahar 20 gramos de ron 530 gramos de harina fuerte 4 gramos de sal fina 120 gramos azúcar 30 gramos de miel 3 huevos 90 gramos de mantequilla blanda Ralladura de naranja Ralladura de limón 20 grmos de levadura fresca (mezclada con los huevos) Frutas confitadas y azúcar volado (perlas de azucar)

Elaboración del roscón de Reyes casero:

Mezclar toda la masa con la masa de prefermento y la infusión de aromas. Poco a poco, añadir la mantequilla blanda a la batidora (preferiblemente con gancho de amasar, pero si no se dispone de este, se va añadiendo y amasando a mano). Este proceso se realiza durante unos 15 minutos hasta conseguir una masa lisa, que no se pegue. Bolear la masa y dejar en un bol tapado con papel film dentro del horno apagado (durante 2 horas aproximadamente). El horno se calienta unos 50° y se apaga 5 minutos antes de meter la masa. Tras las dos horas, sacar la masa y dividir en dos partes (de esta receta salen 2 roscones). A continuación, bolear (hacer una bola) con cada una de las dos masas y dejar reposar 10 minutos. Hacer un agujero en el centro de la bola y estirar suavemente dando vueltas y girando la masa. Dejar reposar los roscones dos horas, tapados con un trapo. Pintar con huevo y decorar con las frutas y el azúcar volado. Hornear a 180° unos 30 minutos hasta que se vea dorado. Dejar enfriar y rellenar con nata, trufa o crema, a gusto de cada uno. Ahora sí... ¡hora de disfrutarlo y sorprender a los invitados!- Ver otras recetas de cocina.

- Ir al suplemento de gastronomía.

Etiquetas
Comentarios