Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Aragón: una tierra de productos excelentes

La calidad de los alimentos aragoneses es indiscutible. Así lo demuestran los numerosos reconocimientos que garantizan sus extraordinarias cualidades.

Pata de jamón de Teruel.
Pata de jamón de Teruel.

Los alimentos de Aragón tienen un carácter y una autenticidad extraordinaria. Así se encargan de confirmarlo los diferentes reconocimientos de calidad existentes y que poseen muchos productos de esta tierra.

La Denominación de Origen (D. O.) es uno de los reconocimientos más distinguidos. Se emplea para designar un producto con una cualidades y características diferenciales que adquiere principalmente por el medio en el que se produce. Además, la Denominación de Origen Protegida (D. O. P.) indica una zona geográfica concreta donde se elabora y produce. Aragón cuenta con un amplio repertorio de D. O. P, sobre todo en el terreno vinícola. Pero también hay alimentos como la cebolla de Fuentes, el melocotón de Calanda y el aceite del Bajo Aragón y de la Sierra del Moncayo que forman parte de esta lista. Y sin duda, el jamón de Teruel es uno de los alimentos más reconocidos y demandados con D. O. P.

Todas las D. O. cuentan con un consejo regulador que se encarga de garantizar el cumplimiento de las normas de producción que le otorgan al producto la calidad que le ha sido reconocida.

Otro reconocimiento es la Indicación Geográfica Protegida (I. G. P.), que en la Comunidad, posee el Ternasco de Aragón. Esta distinción señala a determinados productos que tienen características especiales por el lugar de origen, aunque el resto de fases no tienen porqué realizarse en la zona indicada. Por esta razón, aunque Aragón no es el origen de los siguientes alimentos con I. G. P., sí forma parte de su proceso de producción. Estos son la carne de Ávila y el espárrago de Navarra.

Además, existen tres distinciones curiosas y quizás, menos conocidas: Producción Ecológica, C’alial y Artesanía Alimentaria. La Producción Ecológica pretende impulsar los productos de calidad agroalimentaria que respeten el medio ambiente en su elaboración sin la utilización de productos químicos, usando abonos de residuos orgánicos. Esta producción aporta al alimento un sabor auténtico y saludable. Con este compromiso se pueden encontrar aceites, cafés, conservas, frutas y especias, entre muchos otros.

Calidad artesana

Otro reconocimiento de excelencia, es C’alial, marca de garantía de calidad del Gobierno de Aragón. En la actualidad, son más de 40 productos naturales o transformados los que han alcanzado unas cualidades extraordinarias que los distinguen. Aquí se encuentran alimentos como borraja, fruta en almíbar, huevos, repostería, quesos, pollos; y localizaciones reconocidas como la trenza de Almudévar, longaniza y morcilla de Aragón, frutas de Aragón y Coc de Fraga, entre muchos otros.

Por último, el sello de Artesanía Alimentaria destaca los productos elaborados por empresas familiares, de forma individualizada y manual. Es decir, resalta el trabajo de los artesanos. Alimentos como lácteos, salazones, legumbres, frutas y hortalizas, miel, chocolates, bebidas alcohólicas, vinagres o azafrán, entre otros, cuentan con este sello.

Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios