Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Santiago Gracia: "El vino y la viña, sin su tierra y patrimonio, son poco"

Tras 22 años de dedicación, el propietario de Solar de Urbezo, ha visto recompensado su trabajo con el premio a la mejor bodega.

Vista de los viñedos de Urbezo con el santuario de la Virgen de las Lagunas al fondo.
Santiago Gracia: "El vino y la viña, sin su tierra y patrimonio, son poco"
Viñedos Urbezo

"Ha sido un orgullo recibir este premio y es una seña de identidad que llevaré siempre en mi corazón". Así comenzaba la entrevista Santiago Gracia, propietario de la bodega cariñenense Solar de Urbezo y Premio Con Mucho Gusto a la mejor bodega. "Cada cosecha es un reto", prosigue, y se detiene a explicar cómo espera la nueva hornada a salir al mercado: "Los vinos se cuidan, se miman, se aman, para que, cuando salgan, puedan estar preparados para asumir el reto de presentarse dignamente a nuestros clientes, distribuidores e importadores".

No hay vino sin tierra

Para el fundador de Solar de Urbezo hay una premisa indiscutible: "El vino y la viña, sin el territorio en e l que se ubican, son poco". Toda su vida ha defendido que la tierra y todo lo que la compone, "el patrimonio, la cultura, la historia, la tradición, la gastronomía, la música, el arte", son parte del vino que elabora.

Desde 1972, ha dedicado toda su vida profesional a la defensa de los valores intrínsecos de la viña y el vino. Su experiencia le conduce a asegurar que, siendo "una gota de mosto en este mar de vino que hay en Aragón" tres factores hacen único su producto: "El microclima de la Sierra de Algairén, la composición y estructura de los suelos y nuestra viticultura sostenible, que protege el medio en el que trabajamos". Con esto, continúa, consiguen "unas uvas equilibradas, maduras y sanas" capaces de dar una calidad especial a sus vinos, como su chardonnay con medalla de oro y octavo del mundo.

Vinos ecológicos

Parece natural que un producto que nace de la tierra sea ecológico, sin embargo, a lo que el término se refiere es al modo de explotación del viñedo. Se trata de "volver a lo antiguo, utilizar el cobre y el azufre y olvidar los insecticidas y pesticidas". La bodega emplea también otras técnicas sostenibles como la cubierta vegetal y el abono orgánico. Técnicas que protegen una materia prima que es un tesoro patrimonial.

- Volver al suplemento de los 'Premios Con Mucho Gusto'

Etiquetas
Comentarios