Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

La 'falsa ostra' de La Vieja Caldera, mejor tapa de Zaragoza

El jurado también ha premiado a El Desván por la mejor tapa original, a El Escondite por la mejor aragonesa y a Tío Pedro por la tradicional. El galardón a la mejor tapa popular ha sido para La Ternasca.

MEJOR TAPA DE ZARAGOZA - La Vieja Caldera.
MEJOR TAPA DE ZARAGOZA - La Vieja Caldera.
Mimu Fotografía

La 'falsa ostra' de La Vieja Caldera es la mejor tapa de Zaragoza. Este bar-restaurante, situado en el barrio de Santa Isabel de la capital aragonesa, se ha impuesto en una emocionante e igualada final celebrada en el Auditorio en la que han participado 26 establecimientos de toda la provincia.

Esta 'falsa ostra' de borraja y jamón con patata y tierra de Teruel ha sorprendido por su “ejecución, originalidad y sabor” al jurado nacional presidido por Javi Estévez, chef de La Tasquería y cocinero revelación de Madrid Fusión 2016.

“Hemos probado muy buenas tapas y en algunos casos ha estado muy reñido, pero hemos decidido que la ganadora tenía que ser la 'falsa ostra' porque era la mejor ejecutada y creíamos que cumplía todos los requisitos: es original, tiene productos aragoneses, el concepto es muy bueno y además está rica. Nos ha sorprendido y hasta hemos tenido dudas de cómo habría realizado algunas de las partes de la tapa. Creemos que una receta que nos ha causado tanta curiosidad y nos ha gustado tanto merece ser la ganadora”, ha asegurado el presidente del jurado, Javi Estévez.

La mejor tapa original ha sido para el 'Toro Lácteo' de El Desván, mientras que el segundo y tercer premio de esta categoría se los han llevado el 'Tartar de Potro' de La Cava y el 'Pulpo Umami' del Bar Umami.

En la categoría aragonesa el gran triunfador ha sido el 'Pan de borraja y ternasco' de El Escondite, una tapa que además de representar dos de los productos más típicos de nuestra tierra es apta para celíacos, mientras que el podio lo han completado El Horno de Patatouille', en segundo lugar, y el Bar Avenida, en tercer puesto.

El premio a la mejor tapa original se va hasta Nuévalos gracias al 'Milhojas de brandada de Bacalao' del bar Tío Pedro, mientras que segundo ha sido La Clandestina con una propuesta llamada 'Cachetes con cachitos' y el tercero, El Estoril, con sus 'Lascas de bacalao al pil pil con huevo poché'.

El premio a la mejor tapa popular, cuyos finalistas han optado al galardón gracias al voto de las miles de personas que participaron en el certamen oficial más antiguo de España, ha sido para La Ternasca con su 'Ternas Bao', mientras que Marengo Bar&Deli ha ocupado el segundo puesto con la 'Copa Danone' y Don Pascual el tercero con un 'canelón de bacalao, confitura de tomate y ravioli de albahaca'.

No lo ha tenido fácil el jurado presidido por Javi Estévez, quien ha estado bien escoltado por María José San Román (propietaria y chef del Restaurante Monastrell, con una estrella Michelin), Luca Rodi (chef de Dabbawala y concursante del programa Top Chef), Víctor Carracedo (executive chef en Gran Meliá Don Pepe), y los hermanos Javier y Luis Carcas, propietarios y chefs de Casa Pedro y ganadores de las últimas dos ediciones del Concurso de Tapas de Zaragoza.

“Desde el otro lado del certamen nos hemos dado cuenta de lo complicado que es tomar una decisión así. El nivel ha sido bueno y nos hemos encontrado con varias tapas de mucha calidad”, ha indicado Luis Carcas, que este año ha pasado de participante a jurado.

El colofón a un concurso multitudinario

La final del Concurso de Tapas de Zaragoza, que se ha celebrado este martes en el Auditorio, ha sido el colofón a dos intensas semanas de certamen en las que decenas de miles de personas han probado las tapas de los 103 establecimientos participantes. De ellos, 26 han alcanzado la final y 10 se han llevado uno de los prestigiosos premios que otorga la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza. El resto podrán presumir de haber logrado uno de los accésits, un reconocimiento de mucho mérito teniendo en cuenta el número de participantes y el nivel de esta XXII edición.

“Ha sido un magnifico concurso con más participación, muchas novedades y una gran aceptación por parte del público, que ha acudido de forma masiva a los bares y restaurantes de la provincia. Además, hemos llevado a cabo iniciativas de las que nos sentimos muy orgullosos como la colaboración con la Asociación Española Contra el Cáncer, a la que vamos a destinar parte del dinero recaudado en el Concurso de Tapas”, ha explicado Pedro Giménez, presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza.

A la final, además, han llegado establecimientos de todos los distritos que han participado en el certamen oficial más antiguo de España, desde el Casco Histórico hasta San José pasando por el Centro, Delicias, San José o Universidad. Ha sido especialmente llamativo el caso de los establecimientos situados en los pueblos de la provincia, ya que además de lograr un finalista por el voto popular, el Gratal de Ejea de los Caballeros, han sorprendido colocando a otros tres bares y restaurantes en la final: el Lorigan Pub (Morata de Jalón) es candidato por la categoría aragonesa, el Flash Alagón por la original y el Tío Pedro (Nuévalos) por la tradicional, que además se ha llevado el primer premio de esta categoría.

La jornada tapera ha finalizado con el acto de entrega de premios, presentado por los actores de Oregón TV Jorge Asín y Marisol Aznar, quienes han unido humor y gastronomía en una gala en la que se han conocido los ganadores ante las fuerzas vivas de la ciudad y el sector de la gastronomía y la hostelería.

Además, en este acto se ha entregado el título honorífico de ‘Embajador de la tapa zaragozana’ al cocinero y escritor sueco Jonas Borssén, que durante estos días ha visitado Zaragoza para escribir sobre el Concurso de Tapas y la gastronomía aragonesa en su próximo libro, ‘Los festivales gastronómicos de España’.

Etiquetas
Comentarios