Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Histórica cata vertical de Enate Uno

El nuevo salón privado de Los Cabezudos fue un escenario perfecto para comprobar la evolución y comportamiento de las cuatro añadas de este vino de chardonnay.

Las copas con el Enate Uno 2006, de color bastante ambarino.
Las copas con el Enate Uno 2006, de color bastante ambarino.
E. Bueso

Cuatro añadas de un gran vino, el escenario ideal, catadores con criterio y grandes creaciones culinarias para acompañar la degustación de los vinos. Con esos mimbres se armó una de las convocatorias gastronómicas más interesantes de cuantas he asistido en los últimos tiempos. El artífice fue Óscar Valenzuela, director comercial de Bodegas Enate, con quien habíamos convenido hace unas semanas comprobar el estado y la evolución de todas las añadas que han salido o saldrán al mercado de Enate Uno, uno de los vinos blancos más exclusivos de España, con un precio por botella que supera los 300 euros.


Enate Uno de las añadas 2003, 2006, 2011 y 2012. E.B.


Carlos Ayora, uno de los ocho privilegiados asistentes y gerente de Los Cabezudos, preparó un menú degustación acorde a los vinos con los que habían de lidiar los platos. Así, el caviar Gold Persé de Pyrinea y sendos tacos de salmón de Noruega y atún rojo acompañaron el Enate Uno 2012, una añada que se está afinando todavía en el botellero de la bodega y que no saldrá al mercado hasta el año que viene. 


-Seguir leyendo en el blog 'Entre copas y pucheros'

-Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios