Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Leche merengada, "¡ay, qué vaca tan salada….!"

Algunos hablan de su origen valenciano y otros de simplemente español, pero lo cierto es que es una bebida muy consumida en la época veraniega.

La leche merengada, especialidad del Café de Levante.
La leche merengada, especialidad del Café de Levante.
Francisco Jiménez

La leche merengada es una bebida típica española hecha con leche y claras de huevo, endulzada con azúcar y aromatizada con canela. Se sirve muy fría, e incluso en algunos casos hay parte de la bebida que está congelada y tiene una textura similar a la escarcha, lo que la convierte en la bebida de verano perfecta. Es por esto por lo que normalmente se vende en heladerías y horchaterías en las ciudades españolas.

No sabemos mucho sobre sus orígenes, aunque algunos indican que proviene de Valencia. Sí que está constatado que era una de las más populares en los cafés de Madrid a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, y se menciona en la novela ‘Fortunata y Jacinta’ de Benito Pérez Galdós refrescando a alguno de los protagonistas.

Muchos niños tienen entre sus recuerdos más tiernos aquellos en los que sus abuelos les llevaban a la heladería del barrio para tomar un cono o un vaso de leche merengada, y les contaban la aventura de la semana mientras se manchaban la cara y el pelo con este postre.

La leche merengada no sólo es una tradición en sí misma, también tiene su propia canción: «Tengo una vaca lechera/ no es una vaca cualquiera./ Me da leche merengada,¡Ay! que vaca tan salada, Tolón, tolón. Tolón, tolón».

En realidad, esta bebida está considerada un batido con clara de huevo; aunque la receta básica no cambia, hay algunas variaciones. Por ejemplo, algunos cocineros añaden unas cuantas gotas de café expreso, zumo de limón o vainilla. La receta realmente está en algún punto entre un batido y un sorbete de leche.

Por suerte, y como muchas otras recetas españolas, la leche merengada es fácil de hacer y utiliza ingredientes normales y fáciles de encontrar. Esto quiere decir que es una receta perfecta para hacer a diario o en ocasiones especiales. Más aún, los ingredientes suelen ser muy baratos.

Algunos dejan el batido en el congelador durante mucho más tiempo hasta que se convierte en helado. Esto significa que también puede tomarse como postre. De hecho, un buen número de heladerías en España venden helado de leche merengada. ¡¿Por qué no probarlo?!

Como es lógico, al ser una bebida helada, es perfecta para los días de calor veraniego en España. Pero al convertirla en helado, se transforma en un gran acompañamiento para una trozo caliente de tarta o pastel, y se puede consumir durante todo el año. Caracteriza a la leche merengada su sabor a canela y limón.Receta de Martín Berasategui

Para preparar la leche merengada, según la receta del chef Martín Berasategui, se necesitan ocho decilitros de leche y dos de nata líquida, un trozo hermoso de piel de naranja y de limón, una astilla de canela, 150 gramos de azúcar, 100 gramos de claras de huevo y 25 gramos de azúcar.

Hay que poner en un cazo la leche y nata, las pieles de naranja y limón y la canela y hervir. Añadir el azúcar y retirar del fuego. Enfriar, colar y refrescar en la nevera. El siguiente paso sería semimontar las claras en un bol y poner el azúcar. Echar esto en la mezcla fría y meter en botellas a refrescar, a través de un colador. Tener una cubitera delante con hielo y meter allí las botellas. Servir en un vaso. 

Para que la textura sea perfecta, se debe colar la leche fría antes de mezclarla con las claras. Otro consejo para conseguir una adecuada preparación es vigilar de vez en cuando la leche cuando esté en el congelador para que no llegue al punto de congelación. Para que quede más vistosa se puede adornar también con frutas del bosque.

Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios