Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Pago Aylés S 2013, garnacha de Aragón en estado puro

La última creación de las bodegas Pago Aylés es de un llamativo color rojo rubí y destacan aromas de moras, frambuesas y lavanda.

Las bodegas Pago Aylés son las únicas bodega aragonesa con la calificación de 'Vino de pago'.
Las bodegas Pago Aylés son las únicas bodega aragonesa con la calificación de 'Vino de pago'.

Ya está en el mercado desde hace algunas semanas la última referencia del portfolio de Pago Aylés, la única bodega aragonesa con la calificación de 'Vino de pago'. Como es sabido, de esta empresa familiar ubicada en Mezalocha (Zaragoza) salen tantos vinos como letras tiene el vocablo que da nombre al pago, además del Tres de 3.000, que es un tinto reserva especial.

El S era el que faltaba para completar el abanico. Es un monovarietal de garnacha de la añada 2013 que ha permanecido casi un año en barricas viejas de roble –para que la madera no le quite protagonismo a la expresión frutal– y con el que el enólogo, Jorge Navascués, ha querido volver al estilo de garnachas que se podían saborear antes de que las modas y tendencias impuestas por los grandes gurús marcasen las características de la mayoría de tintos con barrica destinados al mercado internacional.

El vino presenta un llamativo color rojo rubí con capa bien cubierta. Entre sus expresivos aromas, destacan las referencias a moras, frambuesas, lavanda y otras hierbas mediterráneas. De cuerpo medio, la boca está marcada por el frescor y la carnosidad, por su conseguida estructura y por final largo y sedoso. Es un vino que tiene una larga vida por delante, pues ganará mucho en botella durante los próximos años. El precio de venta al público recomendado está en torno a los 12,50 euros.

-Ver otras noticias sobre vinos recomendados

-Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión