Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Las famosas albóndigas de Ikea se hacen "vegetarianas"

Es el primer paso de la compañía sueca hacia "una alimentación más sana y sostenible", aunque esos pequeños cambios "saludables" que introducen las empresas de comida rápida tienden a encarecer siempre los precios.

Las 'veggie balls', las nuevas albóndigas vegetarianas de Ikea.
Las 'veggie balls', las nuevas albóndigas vegetarianas de Ikea.

Las albóndigas de Ikea son uno de los platos más famosos del restaurante de la tienda de muebles sueca, además de ser un plato muy recurrente en la gastronomía de este país nórdico.


Con el objetivo de "dar un cambio de rumbo hacia una alimentación más sana y sostenible", la compañía Ikea empezó hace un par de meses a comercializar en sus 16 tiendas de España -entre ellas, la de Puerto Venecia (Zaragoza)- la versión "saludable" de su plato estrella: las famosas diez albóndigas con salsa de nata, mermelada de arándanos rojos y puré de patatas que oferta el restaurante por solo tres euros (un precio que, sin duda, contribuyó a hacerlas tan famosas).


A diferencia de las anteriores, las nuevas albóndigas "vegetarianas" que oferta ahora en España la cadena están compuestas solo de vegetales, entre los que se incluyen "garbanzos, zanahorias, guisantes, pimiento rojo, col rizada y cebolla". Además, según precisa la compañía en un comunicado, "están producidas de forma sostenible, reduciendo su impacto ambiental y con una huella de carbono más baja".


¿Justifica este proceso la subida del precio de este plato, que cuesta un euro más al no beneficiarse de descuentos promocionales? ¿Por qué todo cambio hacia una alimentación 'saludable' implica un incremento en los precios que acaba siendo contraproducente para incentivar su consumo? Esa es la pregunta que seguramente se han hecho esta semana varios expertos sanitarios noruegos, antes de verter diversas críticas sobre la estrategia impulsada por la compañía sueca. Así, también en Noruega, los restaurantes Ikea encarecieron algunos de sus platos al incorporar verduras a los más demandados, como sucedió con el caso de las albóndigas. 


El Instituto Noruego de Investigación sobre Alimentación, Pesca y Acuicultura (Nofima) no tardó en pronunciarse sobre esta cuestión y una de sus responsables, Ida Synnøve Grini, defendió que lo ideal sería hacer lo contrario: "fijar unos precios más altos para los clientes que pidan más carne y servir a todo el mundo las verduras"


Por lo pronto, en las redes sociales no se han hecho de esperar los comentarios hacia este cambio de la receta original, y mientras algunos se suman a las críticas aireadas contra Ikea por subir el precio de un plato que presume ahora de ser más equilibrado, otros alaban con bromas como esta el hecho de que se amplíe la oferta (sea al precio que sea). 




Ir al suplemento de gastronomía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión