Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Barbastro huele a crespillo

El consejero de Economía Francisco Bono entregó este domingo la distinción a los organizadores de la Fiesta del Crespillo.

Miles de personas abarrotaron este domingo la céntrica plaza del Mercado de Barbastro
Barbastro huele a crespillo
J. L. P.

Miles de personas abarrotaron este domingo la céntrica plaza del Mercado de Barbastro para participar en la XXII edición de la Fiesta del Crespillo. Una celebración tradicional en los hogares del medio rural y que se ha convertido en una masiva fiesta de exaltación de una de las verduras más características de nuestra Comunidad, la borraja.

Hace veintidos años, la entonces concejal de Fiestas y actual presidenta del Grupo Tradiciones, Elita Davias, decidió convertir en una celebración popular una antigua ceremonia vinculada con los ritos de la fecundidad. Dice la tradición que hay que elaborar crespillos, un postre hecho a base de hoja de borraja, levadura de huevo y harina, anís y naranja (según la receta) en torno a la virgen de la Encarnación (25 de marzo) para conseguir que los olivos se "preñen" y den fruto nueve meses después. Esta práctica vinculada con la religiosidad popular del medio rural ha saltado a la plaza pública de la mano de Tradiciones y el Ayuntamiento de Barbastro, así como de muchos colectivos sociales. Todos ellos han conseguido que miles de personas acudan el domingo más próximo al día de la Encarnación a Barbastro a comer este apetitoso y calórico dulce. Uno de ellos fue el consejero de Economía Francisco Bono que este domingo al mediodía entregó a Davias y al alcalde de Barbastro el certificado de ser una fiesta de interés turístico regional.

La fiesta del Crespillo ha coicindido con la celebración del concurso de tapas del Somontano por lo que las calles de la ciudad del Vero han estado frecuentadas por muchos visitantes.

Ir al suplemento de gastronomía.

Etiquetas