Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Gayarre estrena propietarios pero mantiene el mismo estilo

El restaurante zaragozano recupera las jornadas tradicionales dedicadas a la trufa negra.

Leandro Casas, chef; Antonio Bernardos, maître, y David Sanz, director del restaurante Gayarre
Gayarre estrena propietarios pero mantiene el mismo estilo
Agencia Almozara

El restaurante zaragozano Gayarre acaba de estrenar nuevos propietarios. Se trata de un fondo de inversión que ha contratado a los hermanos Antonio y José María Lasheras para gestionar el establecimiento en esta nueva andadura. Esta semana se ha dado a conocer el cambio de testigo tras la larga y fructífera etapa de su fundador y anterior propietario, Manuel Berbegal, que ya se ha jubilado. Los nuevos responsables se esforzaron en resaltar que la marca Gayarre va a mantener su identidad y su estilo, independiente totalmente del Grupo La Bastilla, en el que los hermanos Lasheras participan, y a pesar de que el nuevo responsable de cocina, Leandro Casas, y de la sala, Toño Bernardos, proceden del establecimiento ubicado en la confluencia del Coso con Echegaray y Caballero, si bien se mantienen varios empleados en cocina y sala de la etapa anterior.

Y para resaltar con hechos esas intenciones, esta misma semana se han puesto en marcha las tradicionales jornadas gastronómicas que el Gayarre ha dedicado a la trufa negra, siempre de la mano de Freixenet, cuyo cava Barroco acompaña los platos que se incluyen en el menú. Se abre con un sabroso aperitivo consistente en un pan de cristal de trufa y aceite de oliva virgen extra. Sigue el tradicional arroz cremoso con Tuber melanosporum rallada, para continuar con unos macarrones o cilindros sorpresa con salsa trufada y con un exquisito huevo a baja temperatura con sopa de ajo, láminas de bacalao y crema de trufa.

El pase de carne se concreta en unas carrilleras de ternera con milhojas de patata y trufa. El postre, que gustará mucho a los lamineros, es un huevo relleno, en el que el chocolate y una mousse aromatizada con trufa se llevan el protagonismo.

Además de cava, se puede tomar un tinto Valdubón Crianza (D. O. Ribera del Duero) para regar este ágape, que se puede disfrutar durante todo un mes, en concreto hasta el 27 de febrero. Así que el Gayarre, con casi 32 años de vida, parece que tiene cuerda para unos cuantos años más.

Jornadas de la trufa negra

Restaurante Gayarre. Del 27 de enero al 27 de febrero. Menú por 45 euros. Carretera Aeropuerto, 370. Teléfono: 976 34 43 86

Ir al suplemento de gastronomía.

Etiquetas