Gastronomía

Gastronomía

Muffins de plátano con nata

Una receta muy sencilla para disfrutar en casa de este dulce, perfecto para desayunos y meriendas.

Muffins de plátano con nata

Cupcakes y muffins llevan varios años de moda, siendo cada vez más frecuente encontrar este tipo de dulce (también pueden ser salados) en pastelerías y cafeterías. Existe cierta confusión entre ambos productos, a la que se unen las más conocidas magdalenas. Aunque en apariencia no resulten tan distintos, hay varias diferencias clave en su elaboración que dan como resultado tres productos reposteros bastante diferentes.


Los cupcakes son los más llamativos por su aspecto exterior; de hecho, un cupcake viene a ser una pequeña tarta o pastel en formato magdalena. Su decoración puede ser muy profusa y es la clave de este dulce. Para elaborarlos se usa mantequilla y es menos común que se utilicen ingredientes salados


Los muffins y las magdalenas no suelen decorarse o se hace de forma mucho más sencilla. La gran diferencia entre ellos es que la masa de los muffins apenas se bate, de forma que quedan grumos y no se "infla" tanto con el calor como la de las magdalenas. Por eso los muffins quedan más achatados que éstas. Estos dulces se elaboran normalmente con aceite y no con mantequilla, como ocurre con los cupcakes.


A continuación se propone una sabrosa receta de muffins de plátano. Es muy sencilla de elaborar y, a partir de ésta, se puede experimentar con multitud de ingredientes, sustituyendo el plátano por otras frutas y frutos secos y cambiando la decoración o eliminándola, que es lo más común.

Ingredientes (para una docena de muffins)

280 gramos de harina de trigo  20 g de levadura química 1 pizca de sal 120 g de azúcar 2 huevos medianos 250 ml de leche o nata 6 cucharadas de aceite de girasol 1 plátano Nata montada Caramelo líquidoPreparación

En un recipiente, mezclar bien la harina, la levadura, la sal y el azúcar. En otro bol, batir los huevos. Añadir la leche y el aceite y remover para mezclarlo bien. Añadir el contenido de este bol sobre la mezcla de harina, levadura, sal y azúcar. Trocear un plátano en trocitos pequeños y añadirlo a la mezcla. Batir un poco a mano con unas varillas. Los ingredientes tienen que mezclarse pero no importa que queden grumos; una de las características de los muffins es que hay trocitos de masa o de otros ingredientes (en este caso, plátano) en su interior. Por eso no debe usarse batidora. En un molde para doce muffins, colocar en cada hueco papel para magdalenas y repartir la masa.


Con el horno ya precalentado, hornear a 200º durante 20 minutos aproximadamente. Para comprobar si están listos, se puede introducir una varita; si sale limpia ya están cocinados. Para que no se hagan demasiado, se pueden sacar del horno un poquito antes, pues con el calor del molde terminarán de cocinarse.


Una vez fuera del horno y cuando ya no quemen, extraer los muffins de sus huecos y colocarlos en una bandeja para decorarlos.


Poner un poco de nata montada sobre cada uno y verter un chorrito de caramelo líquido. ¡Ya están listos para disfrutar!


Ver otras recetas de cocina.

Etiquetas