Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

Receta de tortilla de patatas con cebolla y orégano

El orégano es un buen complemento para aliñar este plato, pues le da sabor sin necesidad de tener que recurrir al salero.

Tortilla de patatas con cebolla y orégano
Receta de tortilla de patatas con cebolla y sin sal

La tortilla de patatas es uno de los platos más sencillos de la cocina tradicional española, pues con apenas tres ingredientes (patatas, huevos y cebolla) conseguimos elaborar su versión más sencilla.

El sabor de la tortilla de patata despierta recuerdos hogareños a los que están fuera convirtiendo a este plato tradicional en uno de los embajadores de la gastronomía española. Esta receta que proponemos puede ser una buena opción para aquellos que se ven obligados a cocinar y comer sin sal, pues basta con añadirle un poco de orégano al huevo batido para potenciar su sabor y poder disfrutar de esta sencilla receta casera.

Ingredientes (para 4 personas):

1 cebolla grande 3 patatas (cortadas a la panadera) Orégano 5 huevos aceite de oliva virgen extraCómo hacer una tortilla de patatas con cebolla y orégano:

En primer lugar, es necesario lavar y pelar bien las patatas, que después cortaremos en rodajas finas (a la panadera). Haremos lo mismo con la cebolla, pero cortándola en trozos más pequeños. En una sartén, ponemos a calentar el aceite de oliva y cuando esté bien caliente, echamos las patatas y la cebolla que hemos cortado previamente. Es recomendable utilizar una sartén en la que no se agarren demasiado los alimentos y freir primero a fuego intenso. En unos 10-15 minutos las patatas estarán listas. En un plato hondo, batimos cinco huevos y, en lugar de ponerles sal, le añadimos orégano molido para darle sabor. Vierte las patatas y la cebolla frita en él y mézclalo todo bien antes de volverlo a la sartén. Para hacer la tortilla de patata, usaremos una sartén amplia, en la que pondremos unas gotas de aceite. Al principio, dejamos que el huevo vaya cuajando a fuego medio-intenso, para después bajarle intensidad y evitar que se queme mientras la tortilla se va haciendo bien por dentro.  Una vez que la tortilla esté hecha por una cara, nos ayudamos de un plato llano para darle la vuelta con cuidado y freirla por el otro lado. Ver otras recetas de cocina

Etiquetas