Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Un tinto buque insignia

Esta semana se ha presentado oficialmente el nuevo crianza de Bodega Pirineos, llamado a ser el buque insignia de los vinos tintos de esta importante empresa de la D. O. Somontano. Por eso, sale con la etiqueta del Señorío de Lazán, una referencia ya emblemática en esta zona elaboradora.

Vistosa y juvenil imagen del Señorío de Lazán Crianza
Un tinto buque insignia

Esta semana se ha presentado oficialmente el nuevo crianza de Bodega Pirineos, llamado a ser el buque insignia de los vinos tintos de esta importante empresa de la D. O. Somontano. Por eso, sale con la etiqueta del Señorío de Lazán, una referencia ya emblemática en esta zona elaboradora.

El tinto Señorío de Lazán Crianza está llamado a ocupar uno de los lugares con más peso en el catálogo de Bodega Pirineos. Con su salida al mercado, se extinguirán los crianzas que se comercializaban con las marcas Pirineos y Montesierra. Este afán de destacarlo ha llevado a los responsables de la bodega a ponerle el nombre del hasta ahora considerado el top, el reserva Señorío de Lazán, uno de los productos emblemáticos en la Denominación de Origen Somontano que se ha mantenido durante más de 30 añadas como uno de los reservas más prestigiosos de Aragón, gracias a su alta calidad y a su destacada personalidad.

Esta semana se ha presentado en Zaragoza a la prensa especializada y a los profesionales de la hostelería y de la distribución. El enólogo y artífice de la nueva referencia, Jesús Astraín, destacó que su objetivo es elaborar vinos apetecibles con los que la gente disfrute. Hasta ahora, el trabajo de investigación y producción en esta dirección se había limitado a los blancos y rosados y a los tintos jóvenes. Con este nuevo Señorío de Lazán, esta labor se extiende también a los tintos con crianza.

Muy fácil de beber

"Es un Somontano totalmente distinto, tiene todo lo que necesita y no le sobra nada. Hemos conseguido que sea fácil de beber, que impacte en nariz y apetezca beberlo. En boca, ofrece una primera sensación dulce que no empalaga, tiene acidez y peso, pero fluye muy bien. Además, se puede beber tanto en la barra, con o sin acompañamiento de alimentos, como en la mesa, con una buena comida", señaló Astraín.

Las uvas de cabernet, tempranillo y merlot con las que se hace el coupage proceden de viñedos tradicionales del Somontano, de parajes situados entre Salas Altas y Salas Bajas, con una superficie total de unas 80 hectáreas, y con unas cepas de entre diez y 45 años.

Es el primer crianza de la D. O. de la añada 2010 que llega al mercado. Ese año se produjo la única cosecha calificada como excelente en los últimos seis años.

Destaca, además, la nueva imagen, que mantiene la figura del caballo pero mucho más estilizada, inspirada en el iconografía etrusca, sobre líneas onduladas estilizadas que representan la diversidad orográfica de las tierras del Somontano barbastrense.

Bodega Pirineos va a acometer otras modificaciones en su catálogo, que afectarán a la gama Mesache, que pasan a elaborarse como Pirineos Blanco, Rosado y Tinto. La imagen del Señorío de Lazán Reserva también se renovará en futuras añadas. Hace unos meses, el Alquézar Rosado 2013 salió con una nueva imagen, con botella y etiqueta totalmente renovadasy con cierre de rosca, para relanzarlo y darle personalidad. Esta acción ha sido satisfactoria pues se está vendiendo mucho más que en anteriores añadas.

En la presentación del Señorío de Lazán Crianza estuvieron también Silvia Arruego, gerente de Bodega Pirineos; Manuel Zorita, fefe regional de Aragón y Levante; Claudio Araño, director comercial del Grupo Barbadillo –al que pertenece la bodega–, y Javier Colás, delegado domercial en Aragón.

Señorío de Lazán

Crianza 2010.

Variedades: cabernet, tempranillo y merlot.

Crianza de 12 meses en barricas de roble francés y americano.

Graduación alcohólica: 13%.

Precio: 6 euros.

Volver al suplemento de gastronomía.

Etiquetas