Gastronomía

Gastronomía

6 pastelerías para disfrutar del dulce en Semana Santa

Torrijas, Monas de Pascua y Culecas anuncian ya la llegada de la Semana Santa en los mostradores de las pastelerías aragonesas.

Monas de chocolate en Chocolates Capricho
6 pastelerías para disfrutar del dulce en Semana Santa

Con la llegada de la Semana Santa, los dulces tradicionales y las recetas caseras de nuestras abuelas vuelven a tener un sitio especial en las mesas. De esta forma, torrijas, Culecas y monas de Pascua compiten en protagonismo con cofrades, pasos y capirotes para hacer las delicias de mayores y niños.

Entre tanto, los pasteleros aragoneses trabajan también desde sus obradores por preservar en sus escaparates esta tradición de los "postres de leche" y acercar al cliente estos sabores de antaño en cuya elaboración ponen un "cariño" especial en estas fechas.


Descubre seis pastelerías de Aragón donde se encuentran las mejores torrijas, Culecas y Monas de Pascua aragonesas:

 

Pastelería RibaFrancisco Riba y su familia llevan más de 35 años al frente de esta pastelería de Alagón. Con ellos, las Culecas ?una masa de bollo elaborada con masa madre y adornada con huevos cocidos y confitura de colores? se han hecho famosas en el municipio. "Es una receta de toda la vida que recuperamos también en el obrador", explica Riba.


Junto a estos roscos aragoneses, compiten en protagonismo las monas de Pascua catalanas elaboradas con distintas formas a partir de varios tipos de chocolate: con leche, blanco y negro. Además, conforme se acercan los días festivos, las rosquillas de anís y las torrijas ocupan buena parte de su tiempo en el obrador para ir surtiendo "día a día" el mostrador. "La gente joven ?lamenta Riba- va perdiendo este tipo de costumbres". Sin embargo, para esta familia de pasteleros elaborar este tipo de dulces "no deja de ser algo bonito que se prepara con ilusión y cariño para hacer feliz a la gente en estas fiestas"


 

Pastelerías TolosanaEn Pastelerías Tolosana comparten esa misma ilusión por el dulce y las recetas de antaño. Jesús Tolosana es, en la actualidad, la tercera generación al frente de este establecimiento que ha ido pasando de padres a hijos. "Con la llegada de la Semana Santa disfrutamos cambiando las vitrinas de la pastelería y recuperando las tradicionales recetas con leche frita, las torrijas y los buñuelos para hacérselos llegar al cliente a sus casas", cuenta ilusionado Jesús.


Desde su obrador de Almudévar se encargan de hacer llegar los mejores postres a las panaderías de Zaragoza y Huesca. Su especialidad en estas fechas son la leche frita y las torrijas, aunque incorporan también las Monas de Pascua de la tradición catalana. "Antiguamente ?recuerda este maestro pastelero- en casi todos los sitios se entendía por esta una masa de bollería que estaba decorada con un huevo cocido". Sin embargo, estas Monas de Pascua ?influenciadas por la tradición catalana- han ido evolucionando hacia la aparición de otra versión: la conocida figurita de chocolate que puede ir montada sobre un pastel de yema. "Para hacerla nos servimos de semiesferas de huevos con los que vamos haciendo la caricatura de un animal, un escudo o lo que nos pidan", detalla Jesús. Un postre dirigido al público infantil, cuyo regalo también se justifica en estas fechas. "En Cataluña es casi obligatorio que sea el padrino el que regale la figura del chocolate a su ahijado y aquí se va cogiendo más esa costumbre por parte de los abuelos hacia los nietos o de padres a hijos", precisa. 

Monas de chocolate en Tolosana

 

Pastelerías SeguraJosé Manuel Segura es la sexta generación que está al frente de este establecimiento turolense que también ha ido pasando de padres a hijos desde que se fundó en 1874. "Como ciudadanos de Daroca -y también como pasteleros- nos encanta ver que se llena la ciudad en estas fechas y el poder hacer feliz con nuestro trabajo a los niños que reciben la Mona", confiesa este pastelero. Las hay a partir de tres euros para regalar a sobrinos, hijos y nietos.


Junto a estas figuritas de chocolate que están cada vez más de moda, la leche frita casera, las torrijas con canela y limón y las Culecas que elaboran por encargo para otros pueblos turolenses hacen las delicias de turistas y residentes al pasar por su escaparate.


Este año, la pastelería celebra su 140 aniversario rodeada una Semana Santa más de ilusión y mucho dulce artesano.

 

Pastelerías Segura


 

Pastelería MuñozDesde 1855 llevan reproduciendo en Pastelerías Muñoz las tradicionales Monas de Pascua a base de "pan dormido con huevo duro". Lo mismo sucede con sus tradicionales torrijas con chocolate blanco y vainilla, que se pueden encontrar desde el Martes Santo hasta el Sábado Santo. "Usamos un pan especial que nos hace un panadero turolense y a la receta tradicional le añadimos vainilla y chocolate", explica Chencho, la quinta generación de propietarios de esta casa pastelera de Teruel.


Las Monas de Pascua -en Aragón, Culecas- se hacen en este establecimiento durante toda la semana Santa. Esta ?indican? es una receta con más de 100 años que lleva los productos típicos de la bollería: mantequilla, azúcar, harina, leche y un poco de licor. "Lo amasamos todo y lo dejamos fermentar de manera natural durante casi 12 horas con una masa madre nuestra. Luego le damos forma y le ponemos el huevo duro en medio", detalla Chencho. Par ampliar su oferta culinaria en estas fechas hacen también huevos de chocolate "por influencia de la tradición catalana", pero lo que realmente triunfa en estas fechan es la Culeca, "porque sigue la tradición de esta tierra", confiesan.


Culeca de Pastelerías Muñoz de Teruel

 

Bakery ZuritaLas torrijas son de año en año las grandes protagonistas de la Semana Santa, junto con los pasos, las procesiones y los capirotes. Y así han querido que sea en Bakery Zurita, el céntrico establecimiento de Zaragoza especializado en panadería y respostería artesanal. Desde su obrador, recuperarán también estos días las antiguas recetas de nuestras abuelas para hacer llegar a los hogares zaragozanos el disfrute de este dulce sabor de antaño. "Llevan masa de torrija, leche, azúcar y canela", explican desde esta pastelería.


Este dulce tradicional se podrá encontrar en el establecimiento de la calle de Zurita a partir de este fin de semana y volverá a sus mostradores el Viernes Santo, Sábado Santo y Domingo de Resurreción.


Torrijas Bakery

 

Chocolates CaprichoEn Chocolates Capricho, en la calle de Don Jaime, Luis lleva desde el año 96 acercando a los zaragozanos la tradición chocolatera de esta Casa, fundada en 1986. Para él y su mujer, la Semana Santa "es le fecha más bonita que se vive en la tienda" porque pueden desplegar toda su creatividad en la cocina para crear suculentas Monas de Pascua que hacen las delicias de los más pequeños. 


Ahora, cuentan, han dejado de preparar las más "comerciales" -como la de Dora Exploradora o la de la cerda Pepa Pig- para "volver a la de Pascua de antaño", elaborada y pensada en exclusiva por cada chocolatero. "La versionamos a nuestra manera quitándole el huevo duro y poniéndoselo de chocolate. Hay gente que nos la pide a medida y las personalizamos para ellos", explica Ana. 


Así, ofrecen una variedad de más de 400 figuritas distintas que endulzan cada rincón de esta emblemática tienda de la calle de Don Jaime. 


Completan su oferta estos días las tradicionales torrijas de Cuarema, de las cuales son capaces de elaborar en estas fechas "más de 1.000 unidades a base de pan, leche, huevo, azúcar y canela".


Chocolates Capricho



Volver al suplemento de gastronomía.

Etiquetas