Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Garbanzos con bacalao, el sabor de la Cuaresma

Una receta tradicional de Semana Santa, heredada la prohibición religiosa de comer carne estos días.

Un plato de garbanzos
Garbanzos y bacalao, cumbre de la cocina cuaresmal

Los garbanzos son importantes en la cocina en durante la Cuaresma y, sin duda, el bacalao el emblema gastronómico de esta época del año.  Al menos, así fue durante el siglo XVI, cuando estaba prohibido comer carne durante los días previos a la Semana Santa. 

De aquellos días ha llegado a nuestra tradición la receta de un plato tradicional típico, garbanzos con bacalao y espinacas. Para su elaboración es necesario:

1/2 kilo de garbanzos 400 gramos de espinacas 200 gramos de bacalao desalado aceite de oliva 3 huevos 3 cebollas medianas 2 dientes de ajo 1 cucharadíta de harina de trigo 1 cucharadíta de pimentón dulce Sal El primer paso es poner los garbanzos a remojo la noche anterior. 

El día que comencemos a cocinar, se deben lavar y trocear las espinacas; así como preparar el bacalao a trozos antes de encender el fuego. 

Una vez todo preparado, se ponen los huevos a cocer, unos diez minutos desde que el agua rompe a hervir, después se dejan enfriar y se pelan.

Por otro lado, se cuecen a fuego lento los garbanzos en una cacerola con abundante agua, los ajos enteros, una cebolla y un chorro de aceite de oliva. 

Cuando los garbanzos están tiernos, se añaden el bacalao y las espinacas. Se deja cocer todo durante unos cinco minutos más o menos.

Una vez concluida esta tarea se pelan los ajos y la cebolla, y se pican fino. Se fríen en una sartén  bon un poco de aceite de oliva virgen hasta que empiezana dorarse, momento en el que se incorpora la harina. A continuación, se añade el pimentón dulce y se deja al fuego unos cuatro o cinco minutos.

La mecla que hemos obtenido, la incorporamos a la cacerola con los garbanzos ya cocidos, el bacalao y las espinacas. Se mezcla y se deja a fuego medio unos diez minutos más.  

Mientras se concluye la cocción recuperamos los huevos cocidos y los troceamos para colocar encima del plato a la hora de servirlo. 

Ver más recetas

Volver al suplemento de Gastronomía

Etiquetas