Gastronomía

Gastronomía

El mes de marzo invita a comer fuera de casa

Del 1 al 31 de marzo, 46 restaurantes Zaragoza celebran el certamen Premios Horeca. Los participantes ofrecen un menú degustación con postre y bebida, en la categoría de 25 o 45 euros.

El mes de marzo inviata a comer fuera de casa

Comienza un año más la cita de los zaragozanos con sus restaurantes. Es ese momento en el que, todavía más, los hosteleros miran hacia sus cocinas y diseñan un menú con lo mejor de sus especialidades, de sus técnicas, de su filosofía, sacando todo el partido posible a los recursos de que disponen. Vuelve el Certamen Gastronómico de Zaragoza (www.certamengastronomico.com). Y ya va por la decimoquinta edición.

A pesar de los tiempos de crisis económica que vive el sector de la hostelería, como en todos los gremios, los profesionales siguen al pie del cañón, abriendo sus puertas en fechas festivas que antes reservaban como descanso semanal, trabajando y dando un servicio que día a día está sometido al más estricto de los exámenes: el del cliente. En la Asociación de Restaurantes de Zaragoza (Horeca Restaurantes) quieren mirar hacia adelante y confiar en que este momento de complicaciones les hará más fuertes, para poder demostrar que en tiempos difíciles se agudiza el ingenio. Por ello Horeca ha vuelto a organizar este certamen, que sirve para dinamizar el sector y poner a los establecimientos en pie ante la mirada crítica de un jurado que espera disfrutar como un cliente más de los platos, el ambiente, el servicio y la atención personalizada.

Dicen algunos participantes que son unos días en los que todo el equipo está en guardia, haciendo su trabajo diario con una marcha más, perfeccionando las labores mientras viven con la incertidumbre de saber si la persona a la que están atendiendo es un jurado desconocido o no. Es un momento mágico para todos, también para los propios jurados que acuden a probar los menús y se preguntan si van a ser reconocidos o no.

Los cocineros van a poner sus mejores deseos en que gusten sus creaciones, como cada día, pero con el valor añadido de estar participando en una cita especial. Y los clientes van a tener el placer de poder probar un amplio abanico de posibilidades, desde platos tradicionales hasta nuevas recetas creadas con estilos modernos y tendencias actuales. A este respecto, Pepe Puyuelo, presidente del Jurado y miembro de la junta directiva de Horeca, declaró irónicamente en la presentación del certamen que "es un placer ir de restaurantes, pero en una situación como esta no deja de ser un suplicio ante tantas buenas propuestas".

El XV Certamen vuelve con nuevo nombre: Premios Horeca. El motivo de la nueva denominación se debe, según Luis Vaquer, presidente de Horeca Restaurantes, al deseo de evitar confusiones con otras iniciativas gastronómicas que Horeca organiza en la provincia y premiar a los concursantes con un distintivo de excelencia. La intención es posicionar al certamen como el más avanzado de la hostelería de Zaragoza y potenciar su carácter creando una imagen de marca de referencia.

Por otra parte, la novedad más entrañable de esta edición ha sido la recuperación de una vieja tradición, pues todos los restaurantes participantes aparecen en un recetario especial creado para la ocasión, promocionando tres recetas de su menú seleccionadas personalmente por cada propietario. Se trata de una joya para la gastronomía zaragozana, ya que muestra de manera elegante las especialidades de las cocinas que han decidido formar parte del certamen. "Dado el 'boom' de la gastronomía en este país consideramos que es una pieza que puede gustar a la gente, que puede ayudar a que los clientes intenten hacer los platos de los participantes en sus casas", confirma Vaquer.

La organización ha contado nuevamente con el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza y la Diputación Provincial de Zaragoza, Turismo de Aragón, así como con la ayuda económica de HERALDO DE ARAGÓN, Bodegas Grandes Vinos y Viñedos, La Zaragozana, Coca-Cola, la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón y Ternasco de Aragón, sus principales patrocinadores en los últimos años.

Cualquiera puede ser jurado

El año pasado Horeca decidió cambiar la forma de evaluar las propuestas de los restaurantes haciendo que el jurado lo conformen varias personas. Hasta entonces toda la responsabilidad de evaluar los menús concursantes recaía sobre cuatro expertos, conocidos por muchos establecimientos. Ahora la política es muy distinta, pues más de diez jurados anónimos, entre los que se encuentran personas cercanas a la asociación, visitarán los restaurantes. Cada establecimiento recibirá tres visitas y cada jurado realizará un número limitado de visitas. Los 'críticos' se identificarán como jurados después de comer, al ir a pagar la cuenta, que correrá a cargo del restaurante.

El interés de esta nueva forma de trabajar radica en que los propietarios de los establecimientos no saben quién es el jurado, por lo que puede ser cualquier cliente. El anonimato permite a los miembros del jurado acudir sin la presión de sentirse vigilado. Sin embargo, obliga a los restaurantes a trabajar bajo un nuevo foco de presión adicional a la responsabilidad diaria.

Algunos participantes del año pasado recuerdan que se dieron situaciones curiosas, como las quinielas de los participantes para tratar de desenmascararlos. Vivieron casos en los que el jurado se identificó en una mesa de un grupo numeroso. A veces los camareros pensaron que un comensal solitario que tomaba notas era uno, pero al final resultó que no lo era, o que un cocinero conocido por el establecimiento acudió a cenar y el equipo creyó que lo sería, equivocándose.

El certamen, en resumen

Un total de 46 restaurantes de la capital aragonesa y de las poblaciones zaragozanas de Alfajarín, Cariñena, Fuentes de Ebro, Tarazona y La Almunia de Doña Godina compiten desde el pasado sábado, día 1, por ofrecer el mejor menú de degustación, en el que se incluye postre y bebida, y un impecable servicio en sala. El reto está en contentar a todos los comensales que durante este mes decidan comer fuera de casa, porque de ellos saldrán los diez miembros anónimos del jurado.

Al igual que en pasadas ediciones, se prevé que los restaurantes participantes pueden ver incrementadas sus reservas gracias a la celebración del certamen, pues les obliga a ofrecer lo mejor de sus cocinas y, a su vez, anima a los zaragozanos a deleitarse con una propuesta gastronómica de gran calidad. Los clientes interesados en probar los nuevos menús podrán reservar una mesa desde la página web de la asociación (www.restauranteszaragoza.org), son su sistema 'on line'.

El jurado, en la reunión del acta final, acordará cuáles serán las categorías, teniendo la libertad de crear las que considere oportunas. De momento, están confirmadas las distinciones al mejor menú de 25 euros y al mejor menú de 45 euros. Además, habrá premio al mejor servicio de sala, premio Alimentos de Aragón al menú que mejor trato les brinde, y premio al mejor servicio de vino y maridajes, además de menciones especiales a los platos que prestan especial atención al Ternasco de Aragón IGP.

Con todo ello, la mesa ya está servida. Ahora solo falta que la disfrute el paladar.

Volver al suplemento de gastronomía.

Etiquetas