Gastronomía

Gastronomía

La trufa aragonesa aromatiza Madrid Fusión

La cumbre gastronómica Madrid Fusión inicia este lunes una nueva edición en la capital española.

Los cocineros de Huesca ensayaron la semana pasada su participación en la cumbre culinaria
La trufa aromatiza Madrid Fusión

La trufa negra de Aragón abandera desde este lunes la presencia de nuestra comunidad autónoma en la cumbre gastronómica Madrid Fusión, que se prolongará hasta el próximo miércoles. Durante estos tres días, el 'stand' patrocinado por el Gobierno autonómico ofrecerá a los visitantes degustaciones del diamante negro aragonés, con la presencia de las tres asociaciones provinciales de truficultores y regadas con vinos de las tres rutas enoturísticas reconocidas oficialmente: Somontano, Cariñena y la Ruta de la Garnacha de Campo de Borja.

Sin embargo, la Tuber melanosporum aragonesa no tendrá tanto esplendor como el año pasado, cuando protagonizó la tradicional subasta benéfica. En esta edición, la puja se hará con trufas procedentes de Soria. TuHuesca, entidad que patrocinó esta acción promocional en 2013, ha tenido que conformarse este año con organizar una comida para 350 'asistentes VIP', este martes, en la sala en la que transitan los visitantes más ilustres del congreso.

La degustación consistirá en 17 tapas, con mucha presencia de Tuber melanosporum, que serán regadas con vinos de Somontano, en concreto de Bodega Pirineos, Enate, Viñas del Vero y Bodegas Lalanne. También estarán presentes los vinos de Bodega Edra, de Ribera del Gállego, y productos de las pastelerías de la capital oscense Ascaso, Ortiz, Soler y Tolosana; así como La Imperial, Echeto y La Suiza de Jaca, entre otras. En esta magna degustación han participado 40 cocineros de la provincia de Huesca, que la pasada semana hicieron un satisfactorio ensayo general del reto en el hotel Abba, de Huesca.

La trufa aragonesa, además, será tratada en una de las sesiones de la sala polivalente. Será el miércoles, a las 13.30. José Acirón y Leandro Casas, del restaurante La Bastilla, y Domingo Blanco, profesor de la Universidad de Zaragoza, presentarán en una ponencia titulada 'Trufa negra, manual de uso' el resultado de sus investigaciones con ultrasonidos para limpiar de tierra y de microorganismos los preciados hongos.

Otro cocinero aragonés que subirá al estrado será Carmelo Bosque, propietario de Lillas Pastia de Huesca y de La Granada de Zaragoza. Lo hará este martes, dentro del marco de Saborea España, para hablar de la receta chilindrón, considerada muy aragonesa.

Este lunes, los cocineros de los cinco restaurantes con estrella Michelin de nuestra comunidad –Bal d’Onsera, La Prensa, Lillas Pastia, Las Torres y El Batán–, se harán la foto en el puesto aragonés de Madrid Fusión junto a la directora general de Turismo, Elena Allué, aunque inicialmente no está ha previsto que se pongan el delantal de trabajo para dar cuenta de sus conocimientos y habilidades con productos de la tierra.

Volver al suplemento de gastronomía.

Etiquetas