Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Col lombarda: fuente de vitaminas y antioxidantes

Esta crucífera aporta muy pocas calorías debido a su bajo contenido en hidratos de carbono.

Socorro González, cocinera del restaurante La Retama.
Socorro González, cocinera del restaurante La Retama.

La col lombarda o repollo morado, además de una buena dosis de vitamina C y ácido cítrico, contiene cianidina, un compuesto antociano de efectos antiinflamatorios, cuya presencia tiene mucho que ver con color morado de esta col. Además, aporta muy pocas calorías (entre 20 y 25 calorías por cada 100 gramos) debido a su bajo contenido en hidratos de carbono. Como el resto de las crucíferas, contiene sustancias fitoquímicas (glucosilonatos, isotiocianatos, indoles) que le confieren propiedades protectoras frente al cáncer.

Por otra parte, en su composición encontramos una fuente importante de antioxidantes ?beta-carotenos o provitamina A? y compuestos sulfurosos.

A la hora de comprar esta col, hay que fijarse en que esté bien prieta y que mantenga vivo su color morado o rojizo tan característico. Como ya se ha reseñado, en el frigorífico aguanta bastante tiempo.

Verdura no indicada para algunos consumidores

Aunque la col lombarda presenta múltiples efectos beneficiosos para la salud, hay que tener en cuenta que para determinadas personas puede haber alguno indeseable. Por ejemplo, entre quienes padecen enfermedades intestinales y malas digestiones, este vegetal puede producir flatulencias y problemas digestivos.

Además, consumido en crudo, tiene un alto contenido en compuestos de azufre, que pueden irritar el tejido renal. Por ello se recomienda que personas con problemas de riñón se abstengan de comer lombarda sin haberla cocinado antes.

Volver al suplemento de gastronomía. 

Etiquetas