Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Taberna

La Piedrita, comida rápida de calidad con sello aragonés

Este martes abrió sus puertas en la calle Sanclemente La Piedrita, una franquicia de comida rápida con sello aragonés que rescata del veterano restaurante La Piedra una de sus especialidades: las patatas con salsa de queso azul.

Empresarios de La Piedrita, con algunos amigos y familiares
La Piedrita, una franquicia de comida rápida con sello aragonés
ALMOZARA

Tras 11 años de experiencia al frente del restaurante zaragozano La Piedra, el empresario y hostelero Daniel Gonzálezinauguró este martesen la calle de Sanclemente la taberna La Piedrita, la primera de una serie de franquicias con sello aragonés que centra su oferta de tapas en una de las especialidades de este veterano establecimiento: las patatas con salsa de queso azul.

"El proyecto –explica González– se monta como un servicio de comida para llevar, siguiendo el concepto de 'fast-good' (comida rápida de calidad) que popularizó Ferran Adrià". No obstante, dispone también de 28 metros útiles para el público y tres mesas altas habilitadas para el picoteo en el bar. Las populares piedritas, rescatadas de la carta del restaurante La Piedra, monopolizan la oferta culinaria de esta taberna, en la que se podrán probar acompañadas de 8 salsas distintas (seis fijas, una salsa semanal y una salsa del mes), servidas todas ellas en envases de papel craft.

Las medias raciones, pensadas para dos personas, costarán 4 euros; y habrá también raciones enteras para compartir entre cuatro, a 7 euros. Precios "ajustados" para ampliar su segmento de clientela en un intento por llegar a los más jóvenes. "Queremos que el que salga un sábado por ahí pueda acceder a nuestras piedritas, igual que puede acceder a una hamburguesa rápida, con la diferencia de que aquí ofrecemos un producto de calidad, español y local, cocinado con aceite de oliva y salsas para todos los gustos", precisa Daniel.

Para acompañar sus raciones, La Piedrita dispone de hasta 12 referencias de vinos, varias de ellas aragonesas como Olvena H, de Bodegas Olvena y una propia que les etiqueta Evohé, desde el Bajo Aragón, con el nombre de Cantal, que significa "piedra" en fabla.

Un menú "diferente" para llevar

Con el objetivo de diferenciarse del resto de franquicias de la zona, ofrecen además un menú combo Diamante que aporta el toque romántico a su oferta: incluye una botella del famoso champagne Piper que bebía Marilyn Monroe, una ración de piedritas, una manta, una vela y dos copas desechables para montarse un buen picnic en la ribera.

"Buscamos ofrecer algo distinto al resto de negocios de 'take-away' haciendo algo divertido, muy acorde con nuestra clientela de La Piedra que siempre ha apostado por las cosas que les hemos ofrecido", asegura Daniel.

El panorama actual no es muy optimista, pero cuentan con el respaldo de una clientela fiel y una larga trayectoria para afrontar el reto de llevar sus piedritas "por toda España". "El lanzarse a una aventura así sigue imponiendo. Pero si en esta época que vivimos no somos los asentados los que nos lanzamos a la piscina… ¿quiénes lo harán?", se pregunta este hostelero al emprender este nuevo proyecto en una ciudad que, como empresario, considera una "prueba de fuego" para poder salir fuera.

"Zaragoza es la ciudad de la lucha continua. Si lo haces mal, la gente te castiga rápidamente. Pero nosotros, como siempre, vamos a poner toda nuestra ilusión y La Piedra nos dará un espaldarazo muy fuerte", afirma optimista.

Haga clic para volver al suplemento de gastronomía.

Etiquetas