Gastronomía

Gastronomía

De tapeo en Zaragoza

Candolías, una tasca con una alegría especial

El taco picante y los huevos rotos son dos de las referencias de este restaurante de Zaragoza, además de una cerveza muy bien tirada en calidad y en cantidad.

Una tasca rocera con una alegría especial
ALMOZARA

Hay bares que llevan puesta la etiqueta de roceros. Generalmente, son pequeños y con una buena barra, donde el personal parece que disfruta intentando hacerse un hueco. Se trata de locales con un ambiente especial, y el que nos ocupa, sin duda, es un buen ejemplo. Candolías responde a la denominación de tasca, más que nada por la cercanía y lo artesanal de los productos que ofrece, y por el trato que se dispensa al cliente.

Su propuesta de tapeo es bastante tradicional, al menos por el recetario que más lo distingue y que se hace especialmente visible sobre la barra. Tal vez el taco picante (2 euros) es su tapa estrella. Se nota que la masa no es prefabricada y el punto de picor es bastante llevadero. Empanadillas, croquetas, chistorra… forman parte de un muestrario clásico al que se le ha querido dar una vuelta con algunas propuestas más de diseño. Muy interesantes, por ejemplo, la tapa de cuatro quesos con chocolate fundido o los rollitos de trigueros envueltos con jamón, calabacín y mermelada de arándanos. El precio del tapeo en esta tasca oscila entre 1,50 y 2,50 euros.

El título de qué establecimiento en Zaragoza fue el primero que empezó a ofrecer huevos rotos, o prepara los mejores y más originales sería difícil de establecer. No es que en Candolías se lo quieran atribuir, pero durante unas cuantas semanas han celebrado el 25 aniversario de los primeros huevos rotos que salieron de su cocina. En fin, que los ofrecen prácticamente como los desee cliente, combinados con todo tipo de productos.

Para compartir

Este picoteo se complementa con otras propuestas para tomar de forma más reposada, casi todas para compartir en forma de raciones, tostadas o ensaladas. Y, además, se empieza pronto y no se para a lo largo del día. Todo un detalle supone que el primer café de la mañana (1,10 euros) lo ofrezcan acompañado de un churro y de una rosquilla de anís de elaboración casera. A mediodía, este bar se han sumado a la tendencia al alza del plato exprés (6 euros con una bebida) donde los viernes, como propuesta fija, siempre aparecen los chipirones a la plancha con pimientos. A diario también se puede degustar un menú (8,50 euros) con un primero y un segundo, incluida la bebida, que cambia todos los días.

Para concluir, un dato más que pone en evidencia que estamos ante un local muy rocero es el que tiene que ver con el consumo de cerveza. En varias ocasiones La Zaragozana le ha concedido a Candolías la simbólica distinción de ser el bar que más cerveza tira por metro cuadrado de establecimiento. No es muy grande, efectivamente, pero es que a cualquier hora del día hay en él una alegría especial.

Haga clic para consultar otros restaurantes

Etiquetas