Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

DE VIAJE

Honores a Santa Águeda

Santa Águeda, patrona de las mujeres, se festeja en muchos lugares de Aragón, aunque son pocos, como Escatrón, los que celebran sus fiestas patronales. Durante todo el fin de semana se combinan actos lúdicos con ceremonias religiosas, como la tradicional procesión de la santa.

Este fin de semana muchos aragoneses degustarán los dulces tradicionales en honor de Santa Águeda. Sin embargo, en el municipio de Escatrón, la mesa no será el único lugar en el que los vecinos honren a la santa. Esta localidad zaragozana está inmersa en la celebración sus fiestas mayores en honor a su patrona. Los festejos comenzaron ayer con la lectura del pregón. Hoy es el día más importante, ya que se celebra el acto central de las fiestas: la procesión del Hermoso Busto de Santa Águeda por las calles de la localidad.

Se trata de una celebración muy popular en la que participan la Corporación Municipal y varias autoridades invitadas, las reinas y damas de las fiestas, la real moza y el predicador, rango que este año recae en Esteban Sabater; acompañados siempre por gran cantidad de vecinos.

A pesar de que es una procesión solemne y muy emocionante, el silencio que habitualmente acompaña las procesiones brilla por su ausencia durante el trayecto. La devoción de los escatroneros hacia su patrona se acompaña por el ruido de las salvas de los escopeteros y las notas musicales de la Banda de Música. Aunque, sin duda, lo más llamativo del desfile son las jóvenes que, ataviadas con el traje regional, llevan sobre su cabeza las canastillas con el ‘pan bendito’.

Tras la misa, los vecinos cambian la degustación de los dulces de la santa por un vermú tradicional en el pabellón Santa Lucía. A lo largo del día se sucederán actuaciones y eventos festivos hasta que, a las 22.30, llegará el segundo momento más emotivo del día: la quema de una hoguera en la plaza de San Roque, seguida por un espectáculo de fuegos artificiales y dos toros de fuego. Acto seguido comienza el baile, aunque si se quiere acudir al reparto de pan del día siguiente, lo mejor es acostarse pronto o no dormir, ya que empieza a las 9.00. De los actos del domingo cabe destacar el baile de la cinta y la quema de la última hoguera de las fiestas.

Entre hogueras y actos tradicionales, lo más típico es degustar la longaniza de Escatrón, de gran calidad. Es muy común que bares y carnicerías tengan este producto durante las fiestas populares. Si aparece un plato de longaniza en cualquier acto entre los festejos, es imprescindible probarla.

No es tan común encontrar ternasco durante las fiestas pero merece la pena encargar una pieza en alguna de las carnicerías locales que comercializan carne de este cordero criado en el propio municipio.

Si no, se puede degustar en sitios como en el restaurante Los Arcos de Lidia, especialistas en carnes a la brasa. Ya puestos en compras, es imprescindible pasar por la Cooperativa del Campo de Santa Águeda para adquirir aceite de la variedad empeltre, que se comercializa dentro de la D. O. Aceite del Bajo Aragón.

Si se desea algo más dulce, Escatrón posee una miel de alta calidad, gracias a las plantas de su bajo monte, aunque es difícil comprarla debido a que se produce en muy poca cantidad.

Etiquetas