Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

ALIMENTACIÓN

Martín Martín: aperitivos para todos los gustos

La cadena aragonesa Martín Martín acaba de abrir un nuevo establecimiento en Zaragoza y supera ya las 65 tiendas.

Imagen de una tienda de Martín Martín
Martín Martín: aperitivos para todos los gustos

Las tiendas de Martín Martín se han convertido en una constante en nuestras vidas para muchos habitantes de grandes y pequeñas ciudades. Apenas somos conscientes, pero cualquier día del año, en cualquier punto de nuestras urbes, hay un Martín Martín abierto para sacarnos de un apuro: snacks y chucherías para luchar contra el aburrimiento; patatas, palomitas y repostería recién hecha para acudir al cine o merendar con los amigos; encurtidos para improvisar un aperitivo, conservas de lo más variadas o, incluso, pan y una amplia selección de comida lista para llevar, ideal para los momentos en los que no apetece meterse entre fogones.

Aunque, actualmente, sus tiendas ofrecen una amplia gama de productos alimenticios y refrescos, en sus inicios la cadena de tiendas aragonesa estaba muy unida a la aceituna y los encurtidos, los cuales elabora desde el origen hasta el consumidor final. Hoy en día, sus productos siguen girando básicamente en torno al mundo del aperitivo: aceitunas, encurtidos, banderillas, conservas, bacalao… todos estos productos son indispensables en todos sus establecimientos. Pero ya nadie se imagina un Martín Martín sin refrescos o pan recién hecho.

Fue el desarrollo comercial y la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos lo que impulsó a tomar la decisión de ampliar la oferta para abarcar todo aquello que el público demandaba como apetito. El tiempo ha dado la razón a los propietarios de la cadena aragonesa, ya que la red de tiendas ha continuado expandiéndose y adquiriendo nuevos productos para ofrecer a sus clientes.

Actualmente, cuenta con 65 establecimientos abiertos en Aragón, Cataluña, Castilla y León, Navarra, La Rioja, País Vasco, Madrid y la Comunidad Valenciana. Y, además de snacks, frutos secos y salmueras, se han incorporando con gran éxito secciones más novedosas y alejadas del típico aperitivo como el pan y la repostería recién hechos o la comida lista para consumir. Todo “con el objetivo de prestar un servicio cercano a cualquier miembro de la familia” y no centrarse única y exclusivamente en la alimentación especializada del ocio, según señala José Antonio Domingo, gerente de esta empresa aragonesa.

Comercio intermedio

Así, desde Martín Martín se enorgullecen de haberse convertido en un paso intermedio entre el pequeño comercio tradicional, “donde la presencia de un empleado y el trato cercano son indispensables, y el comercio del futuro, más modernizado y con más servicios”, añade el responsable de la empresa.

A pesar de la crisis, la cadena aragonesa continúa creciendo y dando trabajo a 325 personas. Como ejemplo de su salud económica, desde Martín Martín aseguran que “la facturación del ejercicio 2010 superará los 18 millones de euros”.

Para el 2011, tienen prevista la apertura de siete nuevos establecimientos, que se sumarán a las seis aperturas que se han llevado a cabo en 2010, que convierten esta enseña aragonesa en una de los referentes nacionales en el sector de la alimentación especializada del ocio.

Etiquetas