Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Pasión por el marisco gallego

La Cofradía Luso-Galaica celebró la primera Muestra Gastronómica de Galicia en el restaurante Las Lanzas para dar a conocer la calidad de los productos de las Rías Baixas.

Jesús Porras, propietario de Las Lanzas; Pedro David Armingol, jefe de cocina, y Antonio Lusquiños, chef del Veiramar, de Arcade (Pontevedra).
Pasión por el marisco gallego

Desde esta semana, las comunidades de Galicia y Aragón están un poco más cerca gracias al zaragozano restaurante Las Lanzas. Porque desde el martes hasta ayer se ha celebrado en este conocido local la primera Muestra Gastronómica de Galicia. Un encuentro que ha servido para conocer de primera mano los mejores productos de aquella tierra -y sobre todo, de aquel mar- así como para estrechar vínculos. De hecho, las jornadas han tenido tanto éxito que sus responsables han garantizado una segunda edición.

Se entiende entonces la satisfacción del gerente de este restaurante con más de 15 años de experiencia, Jesús Porras, ya que “si antes ofrecíamos buen marisco, ahora lo será mucho mejor”. Como explicó, “los productos llegarán directamente de la ría”, un “privilegio” que tenemos al alcance de nuestras manos y que “hay que disfrutar como se merece en Zaragoza”.

La Muestra dio comienzo el pasado martes con una comida de presentación ante la prensa especializada de la ciudad, que pudo comprobar en persona la calidad de los mariscos. Desde ostras de Arcade, hasta percebes, pasando por las vieiras, el buey de mar, las navajas o los mejillones. Y no faltaron los famosos pimientos de Padrón ni la empanada gallega de zamburiñas. Todo ello acompañado por un Oporto inicial para abrir apetito y un vino Albariño blanco de las Rías Baixas. El aceite, en esta ocasión, era de la Denominación de Origen de la Comunidad Valenciana, que no quiso perder esta magnífica oportunidad.

Al día siguiente, la Cofradía Gastronómica Luso-Galaica, organizadora de la muestra, presentó en una cena el popular cocido de Lalín y aprovechó la ocasión para nombrar Cofrade y Embajador en Aragón a Jesús Porras. El presidente de la Cofradía, Antonio Reguera, recordó “los vínculos que unen a ambas comunidades” y destacó el alto nivel gastronómico del que puede presumir Zaragoza.

A su vez, se hizo entrega de diferentes distinciones a personalidades del sector en nuestra comunidad, como Carlos Orgaz, Luis Puyuelo, Manuel Berbegal o Ángel Conde, entre otros. El encuentro finalizó el viernes por la noche con una cena en honor de la Federación de Empresarios de Comercio de Zaragoza, en la que se entregó el diploma de honor y la insignia de oro a su presidente, José Antonio Pueyo, y a su secretario general, Vicente Gracia.

El objetivo de los organizadores de la muestra era incidir en la calidad de los mariscos llegados de las Rías Baixas, frente a otros orígenes nacionales o extranjeros. Algo que quedó patente a lo largo de la semana.

COCINA VARIADA Y DE TEMPORADA. Estas jornadas sirvieron para apuntalar un poco más la variada oferta culinaria del restaurante Las Lanzas, que desde su local en los bajos del Hotel Meliá Zaragoza ofrece una carta muy aragonesa y de temporada. De las manos de Pedro David Armingol, jefe de cocina, salen propuestas tan atractivas como ‘Cigala fresca con papada de ibérico’ y ‘Sopa de cocido con garbanzos’, o combinaciones con jamón, foie, angulas, caviar...

En cuanto a los vinos, como no podía ser de otra forma, destaca la oferta de caldos aragoneses, en especial del Somontano y de Cariñena, aunque Porras reconoce que “todavía hay mucho fiel a los Rioja”, por lo que dispone de vinos de prácticamente todas las regiones.

Al margen de la carta, Las Lanzas, que abre todos los días excepto los domingos por la noche, ofrece al cliente un menú de 28 euros en el que se pueden elegir entre cinco primeros y cinco segundos. Una opción ideal, por ejemplo, para celebraciones de empresa o de amigos. Por capacidad no será, pues cuenta con más de 450 metros cuadrados y cerca de 200 plazas.

Etiquetas