Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

VINOS

Lujo y calidad no engañan

De cata Los grandes vinos franceses, como los 'champagnes', se sitúan entre los productos gastronómicos más lujosos y por los que más hay que pagar. Pero lo expertos advierten: no son caros, se paga lo que cuestan, porque el lujo sin calidad puede engañar durante un tiempo, pero al final no se mantiene arriba.

El espacio de catas de la tienda especializada en productos selectos Los Caprichos del Portal (Pedro María Ric, 26) acogió esta semana otro de los grandes acontecimientos a los que nos tiene acostumbrados. En esta ocasión, una cata grandes champagnes franceses, que corrió a cargo del prestigioso enólogo Xavier Monclús, del grupo Louis Vuitton Moët Hennessy.

Los afortunados que pudieron asistir al acto, presentado por el propietario del Grupo El Portal, José Antonio Ros, degustaron los siguientes productos: Champagne Moët & Chandon Imperial, Grand 2000 Vintage Moët & Chandon Grand Vintage, Don Pérignon Vintage 2000, Krug A Reims France Brut Grande Cuvée, Champagne Moët & Chandon Imperial Rosé y Moët & Chandon Grand Imperial Rosé.

Antes del descorche de las sucesivas botellas y durante su degustación, Monclús dio una lección para descubrir todos los secretos del mejor champán francés, "el vino más difícil de hacer del mundo", según dijo. No en vano, para conseguir que estos vinos de alta gama mantengan siempre sus características, es necesario hacer hasta 600 catas anuales para elegir de entre 400 vinos distintos los 150 que participarán en la mezcla final o 'coupage', en las proporciones adecuadas para lograr los aromas y sabores que proporcionan el bouquet particular de cada uno. Monclús mantiene la tesis, compartida por muchos aficionados, de que el champán es la bebida ideal para cualquier tipo de comida, ya que nunca se pone por encima y "se mantiene como un lienzo en blanco sobre el que los platos van pintando sus aromas y sabores". Al final se maridó con jamón ibérico de bellota y con queso de oveja.

Etiquetas