Despliega el menú
Aragón

El mapa eólico suma 1.200 MW, pero hay otros 1.400 en trámites por una infraestructura colapsada

Apecyl vincula el frenazo de las instalaciones con el bajo precio de la energía y la supresión de las primas.

Parque eólico en las inmediaciones de Oncala
Parque eólico en las inmediaciones de Oncala
Mariano Castejón

La provincia de Soria tiene en la actualidad una potencia de 1.146 MW en un mapa con 41 parques eólicos en funcionamiento con 957 aerogeneradores, según los datos del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo. Pero hay otros 42 pendientes de puesta en funcionamiento con una potencia previsible de 1.357 MW. Estos parques se encuentran en diversas fases de tramitación, pero probablemente muchos de ellos no llegarán a hacerse realidad porque caducarán sus expedientes. El problema no es otro que la falta de infraestructura de red eléctrica para asumir la energía a través de las líneas de evacuación. Y es que el territorio nacional está colapsado, más aún Soria y Castilla y León. No obstante, la planificación estatal está cerrada hasta 2020, de modo que habrá que esperar a esa fecha para ampliar la red y que la provincia y la Comunidad puedan optar para dar salida a estos proyectos.

Solo cuatro parques del total que están en tramitación tienen punto de evacuación concedido. Pero tampoco significa que vayan a salir adelante, porque pueden incumplir otros requisitos necesarios, que no son pocos.

No obstante, desde la Asociación de Promotores Eólicos de Castilla y León (Apecyl) vinculan este ‘bloqueo’ de infraestructuras pendientes de puesta en funcionamiento con el bajo precio de la luz y el recorte de las primas. "Muchos han detenido sus papeles esperando a la subasta y al repunte del precio de la energía, porque el recorte de las primas recomendaba esperar. De lo contrario se hubiera mantenido el ritmo de unos 800 MW al año en España", señala el presidente de Apecyl, Javier Gracia. Pero también ha influido la modernización de la maquinaria. "Ahora los aerogeneradores son más bajos pero las palas tienen mayor diámetro", añade. De modo que, entre tanto, también habrá que repotenciar los parques eólicos actuales.

Las nuevas subestaciones

Sí reconoce que hay otra parte del sector que está esperando a que se construyan las nuevas subestaciones: la de Magaña ya en obras y la de Gómara, que está pendiente de su aprobación en Consejo de Ministros. Sin olvidar la ampliación de la del Moncayo y la de Soria. "Es verdad que la capacidad de evacuación no es la misma que hace 15 años, pero no creo que la capacidad de evacuación a la red eléctrica de los futuros parques eólicos sea el cuello de botella, sino que la luz está muy barata", añade Javier Gracia.

Recuerda que el ‘paquete’ completo de los 2.000 MW de Castilla y León previsto entre 2016 y 2020 son precisamente los que han avalado los promotores, a 20.000 euros por MW. Y para Soria eran 100 MW. "Red Eléctrica amplía las infraestructuras pero no a costa de los presupuestos del Estado, sino que lo tiene que asumir cada promotor; no se acometen infraestructuras si no tienen un interés especial detrás".

Ahora los promotores tienen la mirada puesta en la tercera subasta de energías renovables por 3.000 MW para el próximo 18 de julio, si bien el cierre de plazo para la entrega de los documentos será el 13 de julio a las 13.00 horas, tal y como anunció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a finales del mes de mayo, y salió publicado en el Boletín Oficial del Estado el viernes 16 de junio. Esta nueva subasta de energía ‘verde’, la tercera tras la que se celebró el año pasado en la que se adjudicaron 700 MW (500 MW eólicos y 200 MW de biomasa) y la reciente por 3.000 MW, se llevará a cabo en breve y podrán participar instalaciones de tecnología eólica y fotovoltáica en concurrencia competitiva, de tal manera que resulten adjudicadas aquellas más eficientes en costes.

Las renovables, en crecimiento

El mapa de renovables se completa con otras 285 instalaciones fotovoltáicas con 150.000 paneles y casi 21.000 KW de potencia. La liberalización de este sector a raíz del Real Decreto RD 1699/2011, que regula la puesta en marcha de huertos de pequeña potencia, ha permitido su impulso en los últimos cinco años. Sin olvidar las 15 centrales hidroeléctricas con otros 20.346 KW de potencia, según los datos facilitados por el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo.

La cogeneración también está ganando terreno, con tres plantas de biomasa y biogás y 21.469 KW, otras tres de cogeneración y 24.400 KW, además de otras cuatro de tratamiento de residuos, con más de 61.000 KW, y cuatro plantas de generación de agua caliente mediante energías renovables que tienen una potencia térmica de las calderas de 30.150 KW.

Etiquetas
Comentarios