Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El entorno de la Estación del Norte continúa sin proyecto 5 años después de su concurso de ideas

Los vecinos piden que, al menos, se adecente y asfalte uno de los mayores vacíos urbanos de la ciudad.

La explanada de la Estación del Norte tiene una superficie semejante a la de la plaza del Pilar.
La explanada de la Estación del Norte tiene una superficie semejante a la de la plaza del Pilar.
Raquel Labodía

Se dijo que albergaría una suerte de Covent Garden zaragozano. Incluso se hicieron infografías en las que surgía una moderna y animada nave cubierta de 4.000 metros cuadrados. Todo aquello, aunque se calculó que costaría unos 13 millones, se presentó sin plazos ni financiación por lo que cinco años después del concurso de ideas para la ordenación del entorno de la Estación del Norte nada se ha concretado.

"Aquel proyecto era interesante, proponía crear un equipamiento necesario en el barrio y contó con implicación vecinal, pero llegó en un mal momento porque requería mucha inversión pública y eran los años de la crisis", explica Rafael Tejedor, presidente de la asociación de vecinos del Arrabal. Después –según explican– hubo otro intento de hacer una actuación más comedida, con inversores privados a cambio de alguna cesión de terreno, pero la cosa tampoco cuajó. Así, aunque tiene una superficie amplísima y podría ser un "elemento de centralidad de la margen izquierda", el entorno de la Estación del Norte continúa abandonado a su suerte. En los últimos meses no se ha movido ni un solo papel, a pesar de su estratégica situación junto al puente de Piedra y el Balcón de San Lázaro que, por cierto, un verano más vuelve a estar cerrado y sin plan de usos.

Los residentes en el Arrabal comentan que desde que terminó hace tres años el plan ARI (Área de Rehabilitación Integral) con el que se reformaron algunas calles y se quitó parte del cableado, apenas se ha hecho nada. Y el entorno de la Estación parece especialmente gafado porque siempre se ha vinculado a muchas otras iniciativas frustradas. Cuando saltó a la palestra en los debates del pleno municipal fue a costa, por ejemplo, de la malograda capitalidad cultural europea de 2016 –se plantearon locales para artesanos– o en aquella ensoñación de Belloch de crear un corredor comercial desde Torrero hasta el Ebro. También volvió al salón de plenos cuando se planteó la peatonalización de la calle de Don Jaime I, pero –lejos de convertirse en un Covent Garden– en todo este tiempo la enorme explanada de la antigua estación ha continuado siendo un gigante vacío urbano y albergando apenas un puñado de aparatos de gimnasia para mayores. Huelga decir que estos días de calor, sin sombra alguna en el entorno, quienes los usan son muy osados, aunque tampoco son mejores lo días de lluvia en los que el terreno se convierte en un barrizal. "Al menos podrían ocuparse de asfaltarla mínimamente para que fuera más practicable", opina Tejedor.Puestos y mercados

Otras dos oportunidades más recientes pero igualmente perdidas para la Estación están relacionadas con actividades de lonjas y mercados. Así, en primavera surgió como uno de los destinos posibles de la feria agroecológica que se celebraba en la plaza de Sinués y recaló finalmente en las Murallas Romanas. También, con la venidera reforma del Mercado Central, se especuló con que los detallistas pudieran mudarse provisionalmente a la calle de Perdiguera, aunque se descartó porque la logística –las cámaras frigoríficas continuarán funcionando en los sótanos del mercado– resultaría en exceso complicada.

La antigua estación continúa esperando su turno y los vecinos confían en que la gran explanada –si se dobla un plano por la mitad y se ve que la superficie es como la de la plaza del Pilar y quedan dos ejes enormes en torno al Ebro– se adecente y deje de lucir como un triste solar vacío.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión